Anton van Zanten, empleado jubilado de Bosch, premiado con ESP

57

Anton van Zanten ha sido reconocido por su invención del Programa Electrónico de Estabilidad, ESP, con el European Inventor Award 2016 en la categoría de «Premio a toda una vida«. Por: Verónica López Trensig

El galardonado por la Oficina Europea de Patentes (EPO), desarrolló el sistema antiderrape, dirigiendo un grupo de 35 investigadores de Bosch, que fue presentado por primera vez como equipamiento de serie en el Mercedes-Benz S600, en 1995.

Mediante sensores inteligentes, el ESP compara, 25 veces por segundo, si el coche se está moviendo en la dirección deseada por el conductor a través del volante. Si los valores medidos no coinciden, el sistema antiderrape interviene, reduciendo inicialmente el par motor. Si esto no fuera suficiente, frena adicionalmente las ruedas de manera individual, generando la contrafuerza necesaria para mantener el vehículo con seguridad en la trayectoria deseada. El 1 de noviembre de 2014, el ESP pasó a ser obligatorio dentro de la Unión Europea para todos los coches de nueva matriculación y vehículos comerciales ligeros de hasta 3,5 toneladas.

El sistema ESP fue el mayor éxito de Anton van Zanten, pero no fue su único logro. El ahora galardonado, a sus 75 años de edad, fue responsable de unas 180 series de patentes. Junto con el ESP, sus invenciones incluyen el “electronic rollover mitigation” y el “trailer sway mitigation”.

El Premio al Inventor Europeo se estableció en el año 2006. De los cerca de 400 candidatos de un total de 13 países en 2016, un jurado internacional independiente selecciona a los 15 finalistas y decide los ganadores en las cinco categorías de «Industria», «Pequeñas y Medianas Empresas (PYME)», «Investigación», «Países no europeos,» y «Lifetime Achievement». Los ganadores reciben un trofeo en forma de vela náutica como símbolo del descubrimiento y del ingenio humano.