Iveco S-Way, tu hogar lejos de casa

160

La nueva cabina del S-Way se ha diseñado combinando estilo, funcionalidad y confort para hacer sentir al conductor como en casa.

Iveco S-Way

Para los transportistas, el camión es mucho más que una herramienta de trabajo, es un hogar. De hecho, su realidad diaria se resume en las 56 horas semanales de media, según el reglamento de tiempos de conducción y descansos del Ministerio de Transporte, y en los más de 110.000 kilómetros al año que circulan por las carreteras. Los profesionales del sector siguen recorriendo estas semanas Europa sobre ruedas con el objetivo de abastecer a la sociedad española, en donde más del 85% de las mercancías se trasladan por carretera, según fuentes de Fenadismer.

Por ello, el fabricante Iveco ha centrado todos sus esfuerzos para que el conductor sea el protagonista del nuevo vehículo industrial pesado de la marca, el S-Way. El nuevo modelo, disponible tanto en versión diésel como en gas natural licuado (GNL), se ha rediseñado desde dentro hacia fuera basándose en la necesidades del transportista.

Más de 500 personas del equipo de I+D de Iveco, junto al equipo de pruebas interno y clientes, desarrollaron el vehículo poniéndose en el lugar del conductor, durmiendo y viviendo en él. Su objetivo, convertir el S-Way en el nuevo hogar lejos de casa de los conductores.

Iveco S-Way

La cabina donde se vive, se duerme y se trabaja se ha centrado en aportar soluciones prácticas, como una ampliación de la altura interior de la cabina de hasta 2,15 metros y mayor espacio para el conductor, un colchón más confortable, dos frigoríficos y un módulo de noche que controla todo el camión, desde el aire acondicionado, radio ventanillas, hasta la seguridad de noche y el navegador.

Una de las claves del S-Way ha sido la mejora de la seguridad de la cabina desde el punto de vista de un choque frontal lateral y aplastamiento, incrementando la rigidez estructural y la capacidad de absorción de energía de forma lateral y frontal, una resistencia mecánica que cumple con los estándares para pruebas de choque en la cabina ECE R29.03. Igualmente, el eje delantero se ha ajustado para reducir las distancias de frenado en un 15%, lo que mejora aún más la seguridad general.

Este modelo cuenta además con una gama completa de sistemas avanzados de asistencia al conductor para ayudarle a maniobrar el vehículo de manera eficiente y segura, al tiempo que reduce la fatiga en carretera. Asimismo, y pensando en la tranquilidad del conductor durante sus descansos, Iveco ha rediseñado la puerta incluyendo el bloqueo mecánico safety lock, un sistema de cierre centralizado integrado con el cierre de seguridad nocturno, donde la puerta solo puede abrirse desde el interior.

Ahora, más que nunca, la labor de los transportistas es esencial, Iveco pone el vehículo, y vosotros, vuestra valentía y esfuerzo.