Iveco Trakker del Dakar por dentro

283

Les Comes 4×4 Festival 2015

 

Pep Vila en el Les Comes Festival 4×4 gas a fondo con su Iveco Trakker del team Derooy.

El interior de la cabina del Iveco Trakker del Dakar es parecido a un coche de rallies.

Les Comes 4X4 Festival no es ninguna competición, pese a que se ha convertido en una referencia para el sur de Europa en cuanto a deportes del motor offroad,… Es algo así como un parque de atracciones para niños de todas las edades enamorados de la naturaleza y el motor… Pero eso sí, el motor de todos los tamaños, pues al estar organizado por Pep Vila, el piloto catalán del team Iveco Derooy Petronás, los camiones todoterreno cuentan con un destacado papel en su programa.

 

Las buenas manos de Pep Vila al volante del Trakker con 900 CV se notan al hacer contravolante.

 

A este catalán de Manresa le encanta hablar de una de las grandes pasiones en su vida, los deportes del motor y la conducción offroad. Se trata de un antiguo campeón del enduro y el motocross con un impresionante palmarás conseguido durante su juventud,

 

aunque ahora haya saltado a la fama mundial gracias a haberse convertido en el “mochilero” de lujo de los pilotos punteros del team Iveco Derooy Petronás, el propio Gerard De Rooy y Hans Stacey. Sin embargo para describirnos como es participar en un Dakar lo más práctico resulta tratar

 

Xavi Colomer y Pep Vila frente a su fiable y veloz Iveco Trakker.

Pep Vila nos invita a compartir la experiencia del Iveco Dakar Team Derooy.

Pep Vila concedió una entrevista a encamion.com frente a su Iveco Trakker de 900 CV.

 

de escalar la rueda del Iveco Trakker de Pep Vila y entrar en su cabina, mientras el manresano pone en marcha el motor FPT Cursor 13 de 900 CV y pone en práctica su conocido lema: Gas al ferro! (Del catalán;¡Gas al hierro!)

Una coctelera de 10 toneladas

Lo primero que comprobamos es la capacidad de aceleración de un camión de 9 toneladas y 100 CV por tonelada, junto a unas suspensiones de doble amortiguador por rueda que le permiten literalmente volar. Pep Vila nos hace un breve resumen de como cambia conducir una de estas máquinas respecto a cualquier camión de carretera:

 

Gerard Derooy trajo desde Holanda su Iveco Powerstar con cabina de morro.

El Les Comes 4×4 Festival ofrece una oportunidad única de admirar los camiones dakarianos.

La exhibición de camiones del Dakar parecía un fin de etapa del Dakar.

 

 

“Lo primero es que en la cabina vamos tres, junto a mi viajan el copiloto navegante y el mecánico. Las etapas pueden ser de 12 horas o más. Vamos en las especiales lo más rápido que se puede, conservando pero sin dormirse. Tenemos la velocidad limitada a 140 km/h por seguridad en parte y también algo para que nos cueste más quitarle protagonismo a los de la categoría de turismos del Dakar

 

 

 

 

Gracias a Pep Vila sabemos que existen los Iveco voladores…

La suspensión, que soporta los grandes saltos, juntos a la tracción 4×4 con tres bloqueos de diferencial son los principales puntos que nos separan de un camión de serie. Además podemos inflar y desinflar las ruedas en marcha para adaptarnos a la dureza del terreno por que circulas en cada momento. Esto lo controla el mecánico, que va sentado en el centro. Un sistema automático de engrase repasa todos los componentes de la transmisión cada tres horas y la caja de cambios es manual de 16 velocidades.

 

Durante la carrera a los camiones del Dakar se les permite circular a un máximo de 140 Km/h.

 

Por lo demás el motor es como el de serie pero llevado hasta cerca de los 900 CV pero es el seis cilindros 13 litros de los Iveco Trakker, eso sí montado algo más atrás para mejorar el reparto de pesos. El resultado es un camión que se comporta casi como un coche de rallies, pero eso sí teniendo en cuenta que vas con 10 toneladas y debes anticiparte con la conducción al terreno. Eso sí, con la potencia que tenemos lo puedes colocar en las curvas a base de gas y surfear las dunas… “

 

El motor Cursor 13 litros FPT(Fiat Power Train) se ha retrasado para mejorar el reparto de pesos en carrera.

 

Se le nota a Pep mientras habla, la conducción del Iveco Trakker resulta todo un placer, pese a lo exígente en lo físico que resulta. Eso sí, el Iveco Trakker aguanta un Dakar con sus 9.000 kilómetros de tramos sin rechistar. En la edición 2015 un reventón junto a una abolladura en el parachoques delantero han sido las únicas incidencias mecánicas dignas de mención… Los técnicos de la factoría de Iveco en Barajas pueden sentirse orgullosos.

La máquina de dar collejas

 

A través del buje del eje se instala el sistema automático de inflado de ruedas.

Los refuerzos del chasis permiten realizar los «aterrizajes» sin problemas mecánicos.

En carrera el Iveco Trakker 4X4 compite con un peso total de 10.000 kilogramos.

 

Xavi Colomer, el navegante que ya ha realizado esta función en dos Dakares junto a Pep en la cabina del Iveco Trakker nos define de este modo tan sufrido la experiencia de trabajar durante 15 días en la cabina de uno de los camiones punteros del Dakar: “En mi caso, sentado a la derecha, con la vista puesta en las notas, es como sentarse en una máquina automática de dar collejas, porque vas con la cabeza baja leyendo y cantando indicaciones y con los rebotes de la suspensión te das unos golpes tremendos con el casco y el respaldo del asiento backet.

 

El trabajo realizado en la amortiguación asegura una gran velocidad en terrenos muy difíciles.

El Iveco Trakker de Pep Vila cuenta con doble tracción, 16 velocidades y tres bloqueos de diferencial.

En la parte trasera el Trakker carga hasta una tonelada de repuestos para sus jefes de equipo.

 

Eso es lo primero que notas como copiloto… Te acostumbras pero el camión durante los tramos especiales, a 140 km/h por caminos muy rotos, es así. Un golpe tras otro, por eso vamos tan bien atados al asiento. Eso sí, es duro pero te gusta. Acabas un Dakar y quieres llegar enseguida a tu casa y olvidarlo… Luego te viene un bajón tremendo, pero lo cierto es que nos gusta. Ahora mismo, estamos hablando del Dakar junto al camión y por ganas me montaría en la cabina y me iría hasta Chile. Es una gran aventura y una experiencia increible.”

 

Pep Vila es un «mochilero» de lujo para el team Iveco Derooy del Dakar.

Deseamos lo mejor a los miembros del team Iveco-Petronas-Derooy en los próximos raids.

 

¿Por donde se va a Dakar?

Algún despistado al observar la caravana de vehículos todoterreno que circulaba a través de la carretera desde las poblaciones de Manresa hacia Súria y Andorra podría creer que estaba viviendo la etapa prólogo de uno de los viejos Dakares que salían desde territorio francés para alcanzar después las tierras de África. Aquello ya pasó, pero desde luego dejó huella a juzgar por el creciente público atraído por un evento festivo como éste; el Festival Les Comes 4×4 que en 2015 alcanza su cuarta edición.

 

 

 

Si bien los todoterreno ligeros transformados para poder superar complicadas zonas de trial ya de por sí resultan atractivos, en este caso el 4X4 aunque es quien atrae a la mayor cantidad de público deja paso en cuanto a espectacularidad a los 4×4 pesados, los Iveco del team Derooy suman cerca de 10 toneladas de peso en situación de carrera, junto a otros modelos más pesados como el MAN TGS 6X6 de Juvanteny,

el camión de serie que más veces ha vencido la categoría tres ejes del Dakar, junto a uno de los grandes Mercedes Benz Actros cuatro ejes, 8×8 con tracción total, con los cuales el team Epsilon realiza labores de asistencia para los equipos punteros en este tipo de raids.