Los financieros te la están colando doblada… (13-10-14)

    81

    Sí, a ti, si estás leyendo estas líneas será que algo tienes que ver con este mundo que va sobre ruedas a lomos de camiones, que un 99 por ciento, siguen alimentándose de gasóleo. Pues verás… Resulta que ese gasóleo que protagoniza el mayor apartado en el presupuesto de la mayor parte de transpostistas, que actualmente en nuestro país resulta muy difícil adquirir a un precio inferior a los 1,30 euros por litro, no fluctúa siempre de un modo claro y transparente en su precio de venta al público. 

    Imagen

     

    Sí, claro. Pedirle transparencia al oro negro tiene bemoles, es cierto. Pero resulta que una cosa denominada «Barril Brent» el mismo día en que escribimos estas líneas lleva cuatro meses encadenando descensos en su precio hasta quedar cerca de los 90 dólares el barril. Eso significa que una de las referencias para el mercado bursátil de materias primas como es el petróleo ha visto caer su precio un 22 por ciento en los últimos cuatro meses. La pregunta es simple; ¿Y tú? ¿Has visto como te bajaba la factura del gasóleo en el mismo porcentaje?

    Probablemente, también al 99,9 por ciento, no. De hecho estadísticamente en España durante el mismo período de tiempo estudiado los precios del combustible en las gasolineras de España han evolucionado también a la baja, pero en un prudente, escaso y cicatero 0,5 por ciento para el gasóleo de automoción. Vamos que las grandes petroleras en nuestro mercado han visto crecer sus beneficios en los últimos cuatro meses. Y mientras, la mayor parte de los transportistas preocupados por lograr la devolución de parte del céntimo sanitario… ¿Quien dijo que el transporte no es un gran negocio? Lo que pasa que quizás los beneficios no caigan precísamente del lado de quien pone un vehículo y su trabajo o el de sus asalariados en la carretera, sinó más bien del lado de las grandes firman petroleras que juegan en un mercado donde la competencia no parece ser, ni mucho menos, un acicate para disminuir los precios de venta al público. ¿Y el gobierno mientras que hará? Pues nada, disfrutar de su porcentaje de impuestos cargado por litro de gasóleo, que mientras no vea descender su precio sigue beneficiando brutalmente a los presupuestos del estado. Un estado que soportas tú. Así que adelante, a seguir recorriendo kilómetros y llenando depósitos…