Renault Trucks crea un taller de transformación de vehículos usados

72

La empresa francesa ha integrado a su planta industrial de Bourg-en-Bresse una nueva unidad de adaptación dedicada al vehículo de ocasión.

Used Trucks Factory Renault

 

 

Renault Trucks no pierde una oportunidad y, en esta ocasión, ha aprovechado para crear un taller especializado de transformación de vehículos usados, llamada Used Trucks Factory. La nueva unidad, que se ha ubicado en la fábrica de Bourg-en-Bresse (Francia), tiene como objetivo adaptar los camiones con el fin de responder a las necesidades de sus clientes. Así, las instalaciones acogerán vehículos con una antigüedad menor de cinco años y los harán pasar por un proceso de adaptación que permita convertirlos en nuevas herramientas de trabajo dedicadas a una nueva misión. Por ejemplo, un conjunto tractor se transforma en un camión rígido o un vehículo de las gamas de larga distancia se convierte en un vehículo de aproximación de obra (como el X-Road).

Emmanuel Duperray, vicepresidente de vehículos de ocasión en Renault Trucks, ha señalado que “gracias a este taller de transformación, podemos ofrecer a nuestros clientes camiones de ocasión a medida”. Además, “nos ofrece la flexibilidad necesarias para responder de manera rápida y eficaz a las expectativas de nuestros clientes”.

De hecho, la evolución del mercado español apunta el inicio de la curva ascendente en el segmento de la construcción, y en este sector se encuentran muchos profesionales que acceden al mercado de vehículos de ocasión, en busca de una solución que les permita desarrollar su actividad con un producto que responda a sus necesidades financieras y de negocio.

El nuevo taller funcionará aplicando los conocimientos y los métodos industriales de Renault Trucks. De esta manera, puede garantizar un alto nivel de calidad y de robustez de los vehículos transformados, pues cuentan con la garantía del fabricante francés.

Actualmente, las adaptaciones que se han empezado a realizar en esta nueva unidad son, por una parte, la transformación de tractoras en rígidos y, por la otra, la transformación de vehículos de larga distancia en camiones de suministro de obras.  Un ejemplo de esta última adaptación es el T X-Road, cuyo objetivo es alcanzar una capacidad de 500 vehículos al año.