Vera, el transporte autónomo eléctrico de Volvo

171

El vehículo autónomo eléctrico formará parte de una solución integrada para el transporte de mercancías desde un centro logístico a una terminal portuaria.

Volvo Trucks Vera

Volvo Trucks y la empresa de logística y transporte DFDS han firmado un acuerdo de colaboración mediante el cual el vehículo eléctrico, conectado y autónomo Vera realizará su primera tarea entre un centro logístico de DFDS y un puerto de Gotemburgo, Suecia. La finalidad de esta colaboración consiste en implementar el vehículo en una aplicación real, lo que permite un sistema conectado para un flujo continuo de mercancías.

Precisión eléctrica

En 2018, Volvo Trucks ya presentó su primera solución eléctrica, conectada y autónoma, diseñada para tareas repetitivas en centros logísticos, fábricas y puertos. Vera es adecuado para distancias cortas y permite transportar grandes volúmenes de mercancías con alta precisión.

Volvo Trucks Vera

En este sentido, Mikael Karlsson, vicepresidente de Soluciones Autónomas en Volvo Trucks, ha señalado que “ahora tenemos la oportunidad de implementar Vera en un entorno ideal y desarrollar aún más su potencial para otras operaciones similares”.

Conectados al futuro

El objetivo consiste en implementar un sistema conectado que consta de varios vehículos Vera controlados por una torre de control. La finalidad es permitir un flujo continuo que responda a las demandas de mayor eficiencia, flexibilidad y sostenibilidad. La colaboración con DFDS es un primer paso hacia la implementación de Vera en una tarea de transporte real en carreteras públicas predefinidas en un área industrial.

Volvo Trucks Vera

Por su parte, Torben Carlsen, CEO de DFDS, ha comentado que “queremos estar a la vanguardia del transporte conectado y autónomo”. “Esta colaboración nos ayudará a desarrollar una solución a largo plazo eficiente, flexible y sostenible para recibir vehículos autónomos que llegan a nuestras puertas, en beneficio de nuestros clientes, el medio ambiente y nuestro negocio”, ha añadido Carlsen.

La solución de transporte autónomo se desarrollará aún más en términos de tecnología, gestión de operaciones y adaptaciones de infraestructura, antes de que pueda estar completamente operativa. Además, se tendrán en cuenta las precauciones de seguridad necesarias para cumplir con los requisitos societarios para un proceso seguro hacia los transportes autónomos.

Mikael ha explicado que “los transportes autónomos con bajos niveles de ruido y cero emisiones de escape tienen un papel importante que desempeñar en el futuro de la logística y beneficiarán tanto a las empresas como a la sociedad. Vemos esta colaboración como un punto de partida importante y queremos impulsar el progreso en esta área. Vera puede tener un límite de velocidad, pero nosotros no. Las pruebas ya han comenzado y tenemos la intención de implementar la solución en los próximos años”.