Abertis se pone a prueba para el invierno

86

Abertis autopistas realiza un simulacro en la AP-68 para prepararse ante la bajada de temperaturas y posibles nevadas en la vía que une Zaragoza y Bilbao.

Con la llegada de las primeras nevadas Abertis autopistas se prepara para cumplir con sus exigencias de seguridad con un simulacro llevado a cabo en la AP-68. Esta autopista que conecta Zaragoza, Navarra, Logroño y Bilbao acogió esta semana un ejercicio que consistió en la activación de un protocolo interno de actuación ante un aviso de nevada. El Centro de Operaciones y Seguridad Vial de Logroño, que se encarga de monitorizar esta vía, activó una alerta de nevadas simulada para poner en marcha el protocolo de vialidad invernal.

En las pruebas participaron 28 máquinas quitanieves y de extendido-esparcido de sal y un total de 42 profesionales que salieron de las bases de Areta, Altube, Zambrana, Logroño, Tudela y Alagóm. Se esparcieron un total de 50.000 kilos de sal y 10.000 litros de salmuera para simular la extinción de la nieve en la vía. Este simulacro se enmarca dentro del operativo que la compañía Abertis pone en marcha cada año para mejorar su seguridad empezando por evitar la formación de nieve. Es de vital importancia conocer el mapa térmico de las autopistas, para conocer los puntos más fríos, y contar con el apoyo de las agencias meteorológicas para realizar las mejores predicciones.