EDEKA Minden-Hannover utilizará tres Iveco S-Way de gas natural

990

Shell suministrará Bio-GNL a EDEKA Minden-Hannover en un proyecto piloto en Alemania que durará un año, y al que se unen tres Iveco S-Way de gas natural.

EDEKA Minden-Hannover utilizará S-Way

EDEKA Minden-Hannover utilizará S-Way. La empresa energética Shell suministrará Bio-GNL a EDEKA Minden-Hannover y a otros dos clientes como parte de un proyecto piloto, que se desarrollará en Alemania. Cada participante operará con tres vehículos industriales pesados alimentados con el Bio-GNL suministrado durante un año. Reduciendo así significativamente sus emisiones de carbono durante este tiempo. La cooperativa de supermercados ha destinado tres de sus camiones Iveco S-Way de gas natural al proyecto.

Compromiso de transporte cero emisiones

EDEKA Minden-Hannover tiene un compromiso de largo recorrido con la sostenibilidad. Centrándose en hacer que su cadena de suministro de mercancías sea lo más respetuosa posible con el medio ambiente. Esto ha llevado a la empresa a abordar la sostenibilidad de su flota, que ahora incluye diez Iveco Stralis NP y cuarenta Iveco S-Way de gas natural.

Thomas Steinlein, jefe de Gestión de Flotas y Transporte de EDEKA Minden-Hannover, ha señalado que “la conversión de nuestra flota de vehículos, que son la espina dorsal de todas nuestras actividades logísticas, es un punto clave para reducir nuestra huella de carbono”. “El uso de Bio-GNL en todo el territorio sería un gran paso adelante hacia la consecución de un transporte cero emisiones. Por lo tanto, estamos encantados de participar en este proyecto piloto para demostrar lo que este avanzado biocombustible puede aportar para lograr este objetivo”. Sin embargo, otro aspecto importante es evitar los óxidos de nitrógeno y las partículas. “Nuestros vehículos operan principalmente en centros urbanos muy contaminados. Utilizando GNL o incluso Bio-GNL, ya estamos reduciendo considerablemente estos valores de contaminación”, ha añadido Steinlein.

Objetivo: descarbonización del transporte

El Bio-GNL se produce a partir de residuos agrícolas. Cumple con los criterios de la Directiva sobre Energías Renovables (REDII) de la Unión Europea (UE) y es un producto sostenible de economía circular. En consecuencia, EDEKA Minden-Hannover y los demás clientes recibirán certificados en los que se recogerá la sostenibilidad del producto y sus beneficios en materia de carbono.

Por su parte, Fabian Ziegler, director de Shell Alemania, considera que esta proyecto en Alemania es un paso muy importante para los planes de expansión del Bio-GNL de Shell para el transporte de larga distancia. “Está previsto que una planta en Nordsol comience a producir Bio-GNL este mismo verano para alimentar nuestra red de suministro europea. Posteriormente, avanzaremos a pasos agigantados, ya que hemos solicitado un permiso de obra en Colonia para construir una planta capaz de producir 100.000 toneladas de Bio-GNL en el Parque Energético y Químico de Rheinland, y esperamos poner la primera piedra este mismo otoño. Esto nos permitiría abastecer a nuestras estaciones de servicio de Shell GNL en Alemania y a sus clientes con Bio-GNL en todo el país desde 2023, ayudando a reducir las emisiones de carbono producidas por el transporte de larga distancia en hasta un millón de toneladas”.

Ya disponible últimas pruebas en el canal oficial de Encamión en YouTube.