El Grupo Groeneveld patrocina el Team de Rooy

55

El Grupo Groeneveld será el principal patrocinador del equipo De Rooy, que participará en el Rally Dakar 2012 con un gran número de camiones de rally y vehículos de asistencia.

Los Iveco de morro llegan al Dakar de la mano del team De Rooy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Team De Rooy es uno de los nombres míticos del Dakar. El año pasado participó con un total de seis camiones todos ellos de la marca Iveco. Dos de ellos eran de competición, uno comandado por Gerard de Roy y otro por el catalán Pep Vila, que obtuvo la sexta posición en la clasificación final.

El Grupo Groeneveld, celebró el año pasado su 40 aniversario Y está presente en Europa, América del Norte y del Sur, África del Sur, China, Australia y Nueva Zelanda, tiene alrededor de 550 empleados y opera en más de treinta países de todo el mundo.

Desde su creación ha estado proporcionando innovadores productos y servicios para la eficiencia y la seguridad en el transporte y en la construcción.

Los componentes Groeneveld equipan los Iveco del team De Rooy.

 El logotipo de Groeneveld ocupará un lugar prominente en todos los camiones del equipo De Rooy. Según informa Ron den Engelsen, miembro del Consejo de Administración del Grupo Groeneveld, «esto es importante, ya que se trata de un mayor fortalecimiento de la conciencia y el nombre de nuestra imagen”.

Groeneveld tiene una excelente imagen en muchos países donde tienen una posición establecida. Pero hay otros mercados en los que no están tan fuertemente representados y esta es una oportunidad para darse a conocer: «Sudamérica es un mercado donde Groeneveld tiene la esperanza de crecer en los próximos años. El Rally Dakar es una excelente oportunidad para dar a conocer el nombre de Groeneveld en América del Sur, y en otras partes del mundo, ya que es un rally muy popular en todo el mundo”, comenta Den Engelsen.

El Rally Dakar de 2012 unirá el oceáno Atlántico con el Pacífico en unas etapas que unirán las ciudades de Mar del Plata y Lima en un recorrido de más de 9.000 kilómetros, atravesando Argentina, Chile y Perú.