Los españoles respaldan restringir acceso y velocidad de vehículos para reducir la contaminación

116

La reducción de velocidad, la restricción de acceso a determinadas zonas y la prohibición de circulación a vehículos por emisiones son las medidas más apoyadas.

Españoles ante la Nueva Movilidad

 

Pese a que estas medidas están resultando temas muy controvertidos, lo cierto es que la mayoría de españoles respaldan estas acciones, sabiendo que ayudarían a reducir la contaminación y a ser más respetuosos con el medio ambiente. Los datos se han obtenido del Informe “Españoles ante la Nueva Movilidad”, elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad, en el que se han analizado las principales tendencias de compra y de opinión sobre las cuestiones relacionadas con las nuevas formas de transporte compuesto por la consultora PONS Seguridad Vial, la publicación AUTOFÁCIL, la plataforma online AutoScout24 y la colaboración de la plataforma líder de movilidad en transporte público Moovit.

La primera conclusión extraída del informe es la creciente demanda en torno a los vehículos medioambientalmente más sostenibles, decantándose los españoles por los híbridos (38%), eléctricos (23%), híbridos enchufables (11,13%) y los de gas en sus versiones GLP y GNC (5,36%). En este sentido, Juan Hernández-Luike, director de AUTOFÁCIL, ha señalado que la cuota de mercado de coches ecológicos “podría llegar al 25% del total del mercado si fuesen más accesibles. El deseo ya está en los futuros usuarios, ahora es necesario que incremente la autonomía en los eléctricos y logren precios más accesibles para cubrir esa demanda latente”.

Estudio sobre la Nueva Movilidad

 

Además, la tecnología y la conectividad también se presentan cada vez más como factores emergentes de compra, pues si en 2016 solo un 12,6% de los encuestados destacaba esta característica como clave de compra, en 2018 ese porcentaje sube hasta el 29%. Hernández-Luike ha destacado que “desde que el smartphone irrumpió en nuestras vidas, la tecnología del automóvil también ha cambiado. Ya no concebimos un coche nuevo sin USB, bluetooth y por supuesto sin el e-call. La geolocalización de las personas aporta mucha información y seguridad a los usuarios que, según nuestro estudio, ya son conscientes y valoran la evolución que supone la conectividad y la tecnología en el coche”.

Por el contrario, la encuesta muestra cómo los elementos de seguridad activa y pasiva en el vehículo siguen perdiendo influencia como factor de compra en relación a nuestros estudios anteriores, pasando del 47% en 2016 al 37% de la actualidad, lo que supone una caída de diez puntos en su valoración en solo dos años. Ana Gómez Arche, directora general de PONS Seguridad Vial, por su parte, ha explicado que “las administraciones públicas han puesto únicamente el foco en la bajada de la contaminación mientras las ciudades españolas registraron en 2017 un crecimiento de casi el 20% en el número de fallecidos por accidente de tráfico”. “Debemos volver a poner la seguridad vial en el eje de la estrategia pública de movilidad si queremos volver a reducir los fallecidos en nuestras ciudades”.

El respeto al medio ambiente, además de considerarse ya un factor clave de compra, también es una prioridad para una gran mayoría de la población, pues la calidad del aire en las ciudades es una de las mayores preocupaciones tanto para ciudadanos como para fabricantes, pasando por la administración pública. Así los demuestran los datos extraídos del informe, en el que la mayoría (56,9%) afirma ya que es urgente abordar este problema medioambiental y en el que un porcentaje similar (60,2%) reparte la responsabilidad a partes iguales entre Administración, fabricantes y los propios ciudadanos.