Madrid apuesta por una ciudad más limpia gracias al Stralis

1016

El Ayuntamiento de Madrid ha incorporado a su flota 36 Iveco Stralis NP propulsados por gas natural comprimido (GNC).

Iveco Stralis

 

El Ayuntamiento de Madrid ha apostado de nuevo por el vehículo Iveco Stralis propulsado por gas natural comprimido (GNC), con la adquisición de 36 nuevas unidades para su flota de recogida de residuos urbanos. Este modelo se produce en exclusiva en la fábrica de Iveco en Madrid, la única planta en España que produce vehículos industriales pesados.

El modelo Stralis cuenta con un motor cursor 8 con una potencia de 330 caballos y caja de cambios automática con ralentizador integrado. Disponen de ocho bombonas de GNC, con una capacidad total de 640 litros. Además, están equipados con la última tecnología de seguridad y han sido fabricados atendiendo a las necesidades del cliente.

Iveco Stralis

 

El gas natural es un combustible limpio y seguro, que aporta grandes ventajas medioambientales frente a combustibles convencionales, con unas emisiones de partículas un 99% inferiores a las de un diésel, un 90% menos la de NOx y de un 95% menos en el caso de CO2 con el uso de biometano. Además, el motor es entre un 50% y un 75% menos ruidoso que su versión diésel Euro VI, lo que supone que un Stralis GNC reduce las emisiones acústicas entre 3 y 6 decibelios.

A esto, se suma una mayor economía de uso. Permite un ahorro de combustible del 40%, con unos costes totales de explotación un 10% inferior a los de un diésel, pero con la misma capacidad de transporte y sin incrementar el efecto invernadero ni comprometer la calidad del aire.

Actualmente, en España hay 73 puntos de repostaje públicos de GNC y 46 de GNL, lo que le convierte en el país europeo con más estaciones destinadas a gas natural licuado, existiendo otras 66 estaciones de GNC y GNL en  construcción.