Michelin Energy Savergreen

68

Una base sólida

En muchos aspectos de la vida resulta conveniente asegurarse una buena base para lograr nuestros objetivos y eso en el transporte se traduce en la necesidad de contar con unos neumáticos que nos aseguren el contacto entre nuestro vehículo y la carretera de modo seguro, eficiente y amigable con el medioambiente.

Por Eugeni Gallego y Joan Garriga

Las láminas de doble ola en la banda de rodadura del eje motriz mejoran sus prestaciones.

Ahora Michelin completa su familia de neumáticos X Energy SaverGreen, aparecida dos años atrás en tamaño 315/70R22.5 en versiones XF y XD para ejes motores. Ahora la oferta se amplía también en tamaño 80 en ejes motores y para los portadores sin tracción en tamaño 55 y 65.

De hecho a través de estos perfiles de neumáticos y carcasas, disponibles por vez primera para todos los tipos de rueda que necesita un vehículo industrial en sus distintas configuraciones de ejes, es posible lograr un ahorro de combustible, respecto a otros neumáticos similares de la competencia, cifrado por la entidad TÜV SÜD Automotive en 1,7 litros de gasóleo a los 100 kilómetros.Lo que en uso normal por año y vehículo pesado equivale a un ahorro de 520 litros.  Las prioridades que desde Michelin han marcado el diseño de estas cubiertas son la consecución de beneficios para el transportista en el campo del ahorro de combustible, durabilidad y seguridad.

Equilibrio Michelin

Michelin logra un equilibrio complejo gracias a su tecnología, puesto que se trata de compatibilizar sin sacrificar una prestación por otra la consecución de la adherencia máxima, durabilidad, resistencia y ahorro de carburante.

En el caso de ejes direccionales esto se traduce en los neumáticos Michelin X Energy Savergreen XZ y XF, su carcasa Energy Flex reduce el calentamiento de las tres partes estructurales del neumático: banda de rodadura, flancos y talones. Esta característica logra a la vez disminuir la resistencia ala rodadura y por ello disminuir el consumo de carburante. Esto se ha logrado mediante un compuesto de goma específico, para las zonas de mayor flexión,  a lo cual se une una estructura molecular más fina y un grado de torsión específico para los cables metálicos del interior de la carcasa. Como resultado de todo ello estos neumáticos direccionales ganan 250 kilogramos de índice de carga, llegando a los 4.000 kilogramos.

Eje tractor y portador

En el caso de los ejes tractores los tacos de la banda de rodadura  disponen de las llamadas laminillas de doble ola (Michelin Durables Technologies) que aportan un desgaste más uniforme, dando mayor duración y a la vez mejora la motricidad y adherencia. De hecho con esta técnica se ha mejorado la motricidad respecto a la anterior generación de neumáticos Michelin en un 10 por ciento.

Un camión equipado con estos neumáticos puede ahorrar 520 litros de gasóleo al año.

Los neumáticos para eje remolcado o portador cuentan con los flancos reforzados.

Por su parte los neumáticos para eje portador, los de arrastre que ni son direccionales ni aportan tracción, típicos de ejes de apoyo o de remolques, encontramos unos flancos reforzados para defenderse de agresiones ocasionadas por los bordillos en maniobras de giro.

En resumen vemos como la familia de neumáticos Michelin X Energy Savergreen, homologados para su uso en los conjuntos Eurotrailer de 40 toneladas, aportan mayor índice de carga al transportista( 4.000 kilogramos por rueda directriz), un 10 por ciento superior de motricidad, un diez por ciento menos de resistencia a la rodadura en eje directriz y motriz. Además de un seis por ciento de disminución en la resistencia a la rodadura de los ejes portadores o remolcados. Todo ello se ha conseguido manteniendo el rendimiento kilométrico de los neumáticos.

Todo ello redunda en beneficios medioambientales a provocar menos emisiones de CO2, a la vez que se ve reforzado gracias a un ciclo de vida de las ruedas que llega a completar cuatro vidas.

Michelin: una trayectoria exitosa

La marca francesa que popularizó el rollizo muñeco Bibendum a nivel mundial nacía en 1889 y en la actualidad cuenta con 72 fábricas situadas en 19 países que dan trabajo a un total de 109.000 personas. Anualmente Michelin fabrica 150 millones de neumáticos, además de otros 10 millones de mapas y guías que se comercializan en 170 países.

A lo largo de su historia Michelin ha investigado e innovado en muchos campos, desde los mapas de carreteras hasta innovaciones en aviación y ferrocarril. Podemos descubrir todo ello en el web www.laventuremichelin.com