Las ofertas de cargas se recuperan tres el duro golpe del coronavirus

1328

Wtransnet ha analizado la evolución del transporte durante el primer semestre de 2020, tras la crisis sufrida a causa de la pandemia del COVID-19.

Wtransnet

Wtransnet ha querido analizar la evolución del transporte durante esta primera mitad del año 2020. En este periodo, la compañía ha registrado casi 1,7 millones de ofertas de cargas con origen y/o destino España, lo que constata el retorno paulatino de la actividad con un repunto notable del número de ofertas de cargas en las últimas semanas del mes de junio.

Esta primera mitad del año ha estado marcada, como no podía ser de otra forma, por la pandemia del coronavirus y la consecuente paralización de la actividad comercial, cuyo brusco descenso se prolongó hasta Semana Santa. Una tendencia a la baja que hemos visto en las ofertas de cargas para el transporte nacional, así como para la exportación y la importación.

Estabilización de las exportaciones españolas

Las ofertas de cargas para la exportación han registrado un descenso del 38% en la bolsa de cargas de Wtransnet durante el primer semestre del año, si lo comparamos con el mismo periodo en 2019.  Circunstancia que se explica por la incidencia de la pandemia en Francia, uno de los países más castigados por la crisis y nuestro principal mercado de salida. Ello ha supuesto que hayamos cerrado junio con un 37% menos de ofertas de cargas con destino Francia, si lo comparamos con el primer semestre de 2019.

Una situación que se está revirtiendo, tanto en el país galo como en el resto de destinos, habiéndose registrado en junio cerca de 60.000 ofertas de cargas, muy cerca de los valores de 2019.

Por su parte, las ofertas de cargas para la importación marcaron números positivos al comienzo del 2020 en la bolsa de cargas y camiones de Wtransnet, pero las caídas registradas en marzo y abril hacen que el balance del primer semestre sea negativo, con un 32% menos de actividad con respecto al año pasado.

Sin embargo, y pese al descenso de marzo y abril, la curva cambió de dirección a partir de mayo y desde entonces no ha dejado de crecer, registrándose en junio un 50% más de cargas que en el mes anterior. Se afianza así el efecto rebote una vez superada la parte más dura la crisis.