Pegaso Comet vs. Barajas, marcando una era histórica

1273

Pegaso Comet vs. Barajas, marcando una era histórica

Tanto el Pegaso Comet como el Barajas marcaron un momento histórico en nuestro país, logrando cumplir con las necesidades prácticas del transportista.

Pegaso

La mítica marca Pegaso logró convertirse, con el tiempo, en uno de los principales fabricantes europeos de camiones, autobuses y tractores, gracias a varios modelos que marcaron el sector de los vehículos industriales, como el Pegaso Comet y el Barajas. Estos camiones cambiaron el rumbo de la compañía, con el objetivo de cumplir con las necesidades más prácticas del transportista del momento. Además, también transformaron la historia del transporte en nuestro país, lo que queda demostrado cada vez que acudimos a una concentración de vehículos clásicos, pues en España una parte mayoritaria de los antiguos camiones siempre pertenecen a la marca Pegaso. Pegaso Comet vs. Barajas, marcando una era histórica

Pegaso

 

 

Pegaso

 

Pegaso

El primero de Barajas

El Pegaso Z-207, más conocido como Barajas –por ser el primer en ocupar las líneas de producción de la fábrica que ENASA construyó en el barrio madrileño de Barajas–, podría considerarse un antecesor directo del Comet. Sin embargo, al contrario de lo que pasa con este último, el Barajas sigue siendo un gran desconocido, a pesar del tiempo que ha pasado desde que se lanzara. No sorprende demasiado, pues sumando todas sus variantes no se llegaron a fabricar 4.500 unidades en ocho años de vida en las cadenas de producción.

Pegaso

 

 

Pegaso

 

Pegaso

Así, en 1955, llegó al mercado como un vehículo dotado de la tecnología más moderna a nivel internacional. Entre todas sus características, sobresalía su estética de gran personalidad. Tanto es así que los rasgos más destacados servirían para identificar a la marca Pegaso a partir de entonces.

Personalidad de Marca Pegaso en el Comet y Barajas

La cruz frontal en la entrada de aire del radiador como la característica chapa corrugada en el perfil de la cabina fueron novedades aportadas por el Z-207, que acabaron conociéndose popularmente como chapa Pegaso.

Pegaso

 

 

Pegaso

 

Pegaso

Sin embargo, las novedades del Barajas iban mucho más allá de una estética rompedora. De hecho, al frente de los equipos de diseño que trabajaban en aquel momento para ENASA, se encontraba Wifredo Ricart, uno de los ingenieros más importantes de Europa, que ya había creado algunos de los automóviles deportivos que antecedieron los vehículos que pronto se convertirían en los monoplazas de Fórmula 1.

Ricart arriesgó poniéndose al frente de una nueva marca de camiones en España, pese al reto que suponía hacerlo en cualquier otro país que no fuera Estados Unidos, único lugar donde la industria automovilística no parecía estar completamente demolida. Precisamente entonces, nació un camión tan poco común como el Pegaso Z-207, del que destacaba su chasis rebajado, sus ruedas delanteras independientes sin eje rígido, su motor en disposición V6 con bloque de aluminio de 120 CV y 7,5 litros, y su caja de cambios de tres velocidades más doble reductora, que ofrecía doce relaciones totales hacia delante.

Pegaso

 

 

Pegaso

 

Pegaso

Comet más práctico que refinado tecnológicamente

En cambio, el Pegaso 1090, más conocido como el Comet, era un camión rígido en configuración 4×2 para un peso total de 13 toneladas y una carga útil en torno a las 8 toneladas. Además, ofrecía una potencia de 125 CV, obtenidos de un bloque motor de seis cilindros en línea y 6,55 litros, y una caja de cambios de seis velocidades sin reductoras. Su aspecto seguía pareciéndose al del Barajas, pero la incorporación de tecnología procedente de la marca británica Leyland permitía que el transportista pudiera olvidarse de muchos de los problemas técnicos que presentaba el Barajas, superándolo en absolutamente todos los aspectos.

Pegaso

 

 

Pegaso

 

Pegaso

Con este modelo, Pegaso pudo superar las 10.00 unidades fabricadas. Tanto fue el acierto, que la gama Comet no sufrió apenas cambios en producción hasta el año 1977. Además, hasta el fin de la trayectoria de Pegaso como marca independiente, los Pegaso 1214 y 1217 cambiaron también muy poco respecto al Comet, que marcó, definitivamente, un antes y un después en la historia del sector de nuestro país.

Pegaso

 

 

Pegaso

 

Pegaso