Renault Hybris Tech

180

Silencio: ¡Se rueda!

La tecnología híbrida diésel eléctrica se va abriendo camino en la automoción, gracias a las ventajas que en cuanto a emisiones sonoras y contaminantes aporta. De la parte de Renault Trucks también es una realidad en el campo de los camiones pesados. Hoy traemos a estas páginas el primer prototipo de la serie que va a culminar su programa de desarrollo trabajando en la firma Urbaser de Barcelona.

Prototipo de camión pesado híbrido diesel eléctrico.

La ciudad no sería capaz de funcionar sin el ajetreado hacer cotidiano de infinidad de vehículos de transporte; distribución, servicios municipales, mudanzas, emergencias… Sin embargo el ciudadano demasiado a menudo percibe al camión más como un problema y una fuente de emisiones contaminantes que como un apoyo en los servicios que necesita. El Renault Premium Hybris es una propuesta para crear un camión pesado de bajo impacto medioambiental en el uso ciudadano. La suma de un motor auxiliar eléctrico a la cadena cinemática de un diésel convencional posibilita este auténtico milagro tecnológico, de un modo práctico y rentable.

El camión que hoy traemos a nuestras páginas es uno de los tres prototipos de la fase final del desarrollo de la serie Hybris del Renault Premium, un vehículo optimizado para los servicios municipales y que empleando un motor auxiliar de 70 kilowatios de energía eléctrica, es capaz de realizar las paradas y arrancadas propias de un basurero en total silencio y además ahorrando entre un 20 y un 30 por ciento de gasóleo respecto a un camión diesel convencional equivalente.

Gregorio González, subdirector de marketing de Renault Trucks en nuestro país, nos presentaba así este nuevo concepto: “El camión se ha desarrollado con una propulsión híbrida, diesel y eléctrica, instalada en paralelo, es decir que puede funcionar alternativamente sólo con el motor diesel, con el eléctrico o bien con ambos conectados a la vez cuando se requiere la máxima potencia de modo puntual. La idea consiste en ofrecer un ahorro de combustible respecto a un camión convencional, a la vez que disminuir sus emisiones contaminantes, las sonoras y de escape. Este tipo de vehículo se muestra optimizado para operar en zona urbana y con desplazamientos en un radio de unos 60 kilómetros de la ciudad. Es perfectamente equiparable en cuanto a prestaciones a los utilizados con motores alimentados por gas en ese tipo de usos. El motor diésel sirve para cargar las baterías eléctricas, que también se recuperan durante el frenado. Así se consigue que durante la ruta nocturna de recogida de residuos el Hybris pueda funcionar en modo eléctrico por debajo de 20 kilómetros por hora. Eso significa que todas las paradas y arrancadas se producen de modo totalmente silencioso. En esas condiciones de marcha el silencio del Hybris lo convierte en un camión imbatible para el trabajo nocturno en la ciudad.”

Este prototipo inicia su etapa de pruebas reales en la empresa Urbaser de Barcelona.

Durante la toma de contacto pudimos verificar que en cuanto el diesel ha funcionado y las baterías se han cargado el Hybris arranca y empieza a circular en absoluto silencio. Desde la cabina, un simple indicador nos dice en que modo funciona y para el conductor no se trata más que de un camión dotado con el cambio automatizado Opticruise, como cualquier otro y sin que deba aplicar un especial cuidado en la conducción. Los componentes de la transmisión eléctrica se resumen en el motor auxiliar eléctrico, instalado en la cadena cinemática, entre el diésel y la caja de cambios, como se suele con los ralentizadores y un cajón situado en el lateral derecho donde se alojan las baterías. El peso añadido por este sistema es de unos 400 kilogramos, similar a lo que incrementa la tara un camión alimentado por gas.

Trío pionero

Pocas veces podemos asistir en directo al desarrollo de un nuevo vehículo, tan novedoso como esta variante del Premium Hybris que inaugura la tecnología híbrida en el segmento de pesados. La unidad que llega ahora para su prueba por parte de le empresa de servicios municipales Urbaser, con sede en Barcelona, fue el primer prototipo del Hybris. Ha sido hecho modificando en la fábrica de Lyon un Premium 6X2 convencional en versión Euro 5 de 330CV. Este chasis sirvió para verificar la veracidad del proyecto y aunque fue el primero en ver la luz ha sido el tercero en entregarse a un cliente para sus pruebas finales. Los otros dos prototipos del Hybris existentes están ya trabajando desde hace unos meses para empresas europeas. Uno se dedica a la recogida de residuos urbanos en Lyon y el otro trabaja en la distribución de bebidas en Bruselas. Con el Hybris Renault Truck se ha empeñado en demostrarnos que las propulsiones alternativas son cada día más reales y palpables, a un paso de convertirse en una opción más en el momento de adquirir un nuevo vehículo.

El motor eléctrico se sitúa en la cadena cinemática, como un intarder.

De proyecto a realidad

Así se plasmaba el Hybris al iniciar su diseño.

El Premium Hybris era presentado a la prensa europea especializada un año atrás, como una espectacular maqueta a escala real. En este caso la propulasión híbrida de un camión pesado diésel eléctrica ha dejado de ser una opción futurística para estar lista para su uso cotidiano. Durante la entrega a Urbaser de esta unidad de pruebas Gregorio González destacaba la aplicación idónea de esta clase de vehículos y de como la búsqueda de camiones pesados cada día menos contaminantes sigue dejando un papel importante al diésel: “En los turismos y vehículos ligeros ya existen otras soluciones híbridas y eléctricas al cien por cien. En el caso de los pesados somos pioneros ofreciendo este camión. Debemos señalar que para el recorrido interurbano los motores diesel seguirán consiguiendo importantes niveles de ahorro con mínimas emisiones, gracias a mejoras aerodinámicas y a técnicas de ingeniería de motor avanzadas. Sólo en el caso de grandes incrementos en el precio del gasóleo podríamos esperar ver camiones híbridos trabajando en el largo recorrido. Sin embargo en el ámbito ciudadano, donde el vehículo realiza frecuentes paradas y arrancadas, el híbrido diesel eléctrico tiene un gran papel a jugar. En esas condiciones podemos recargar las baterías en las frenadas y arrancar usando la energía eléctrica. Eso disminuye el ruido, ofrece menor consumo y además baja sensiblemente la contaminación. Con vehículos como estos podemos lograr que la ciudadanía deje de percibir al camión como un problema.”

Gregorio González, de Renault Trucks, durante la entrega del prototipo a la empresa Urbaser.