Renault Trucks inicia la fabricación en serie de sus eléctricos

154

El fabricante ha empezado la producción en serie de sus camiones eléctricos Renault Trucks D y D Wide Z.E. en sus instalaciones de Blainville-sur-Orne.

Renault Trucks gama Z.E.

 

Para Renault Trucks, los camiones eléctricos son, cada vez más, una realidad comercial e industrial y el futuro del transporte. Por ello, el fabricante ha comenzado la producción en serie de sus Renault Trucks D y D Wide Z.E. en sus instalaciones normandas de Blainville-sur-Orne durante este mes de marzo de 2020. Esta planta, que funciona desde 1957, se especializa en la producción de vehículos de tonelaje medio y cabinas de camiones. Se fabrican 240 cabinas y se ensamblan 72 camiones de distribución diariamente, y a partir de ahora también, se llevará a cabo el ensamblaje de los camiones eléctricos de la marca francesa.

Se han hecho remodelaciones en las instalaciones, con la intención de garantizar la fabricación de los modelos eléctricos. Ahora, el edificio Z.E., que tiene un área de 1.800 m2, está ahora completamente dedicado a las operaciones técnicas para los vehículos eléctricos.

Renault Trucks gama Z.E.

 

En este mismo edificio, se llevan a cabo las manipulaciones técnicas anteriores y posteriores al ensamblaje de los Renault Trucks D y D Wide Z.E. También se almacenan los componentes, con áreas con condiciones específicas, como la zona a temperatura controlada para el almacenaje de baterías.

La producción de camiones eléctricos comienza una semana antes de pasar por la línea de montaje, con las primeras operaciones que se llevan a cabo en el edificio Z.E. Allí, técnicos autorizados ensamblan diferentes subconjuntos específicos de los vehículos totalmente eléctricos. Los subconjuntos se envían después hacia la línea de montaje para ser articulados en los vehículos.

Renault Trucks gama Z.E.

 

Los Renault Trucks D y D Wide Z.E. se ensamblan en la misma línea de montaje que los camiones diésel. Al final de la línea, los camiones eléctricos regresan al edificio Z.E. para que los técnicos puedan realizar operaciones técnicas y controles de calidad específicos. Los vehículos eléctricos reanudan posteriormente las etapas de producción en serie, sometiéndose a una prueba en pista y luego al banco de pruebas de rendimiento. En total, se necesitan alrededor de cincuenta horas de trabajo para fabricar un camión eléctrico.