Si trabajas en camión la «tasa de ocupación multiplica su precio» en cambio si «okupas»… ¡Gratis total! (01-06-2016)

    192

    Resulta ciertamente curioso el valor que la ortografía está cobrando en lugares como Barcelona… Sí, ya sabéis la ciudad condal, capital catalana y hogar de múltiples atractivos turísticos, pero que desgraciadamente últimamente está también en los titulares a causa de ocupaciones y okupaciones.

    Quizás no estéis al tanto quienes de vosotros trabajéis lejos de la bella ciudad mediterránea gobernada por los de la señora Colau, pero lo cierto es que algunos sectores de transportistas se sienten más que maltratados por la señora alcaldesa. Está visto que eso de pagar alquileres a los okupas violentos del Barri de Gràcia e incluso negociar para comprarles con dinero público la oficina bancaria que últimamente sirve de excusa para incendiar las tranquilas veladas del barrio barcelonés ha tenido una consecuencia que trae por la calle de la amargura a empresa de mudanzas, profesionales del transporte ligados a pequeñas obras, etc. Nos explicamos enseguida.

    Si ante las okupaciones el consistorio de la capital catalana reacciona con comprensión, manga ancha y hasta procurando minimizar la actuación policial, en cambio si lo que pides es un permiso de ocupación de la vía pública, por ejemplo porque necesitas que una grúa suba un equipo de aire acondicionado a un tejado o porque vas a descargar una mudanza… ¡Ay! ¡Qué los dioses, laicos o de religión reconocida, te pillen confensado!

    Imagen

    Pues sí, resulta realmente lacerante que frente a la okupación gratuita de cualquier local resultón por parte de unos colectivos que a menudo confunden libertad con destrozo de mobiliario urbano la reacción sea dejar hacer, en cambio la ocupación de unos metros cuadrados de vía pública con un camión, que ya paga sus impuestos correspondientes, ahora se vea castigada por un impreso cuyo trámite supone de entrada 86 euros. A continuación se debe pagar una tasa de 3 euros por metro cuadrado ocupado y a continuación 45 euros por hora si hace falta que la Guardia Urbana regule el tráfico. Además la tasa puede crecer en función de la importancia que se asigne a la vía ocupada… En resumen un porte de 300 o 400 euros  gravado por otros 300 euros de tasa municipal. Está claro que el Ayuntamiento necesita dinero y si lo gasta en okupas, tendrá que sacarlos aunque sea de las ocupaciones de los mudanceros.

    Realmente, teniendo en cuenta la muy diferente reacción que provoca en la corporación de la señora Colau si pretendes ocupar con un camión por motivos laborales o bien okupar porque sí lo que sea… Lo tenemos claro. Recomendamos a nuestros colegas transportistas barceloneses que se dejen de uniformes laborales y logos de empresa en sus vehículos. ¡Animaos! Comprad esas famosas camisetas del mundo okupa, poned vuestro camión en manos de un grafitero, eso sí uno bueno que  esté de moda, y a cambio olvidaos de pagar impuestos. Y encima podréis okupar cualquier sitio para guardar el camión y os ahorraréis una pasta en aparcamientos. ¡Viva la okupación! ¡Abajo la tasa de ocupación!

    Hay que estar con los nuevos tiempos… ¿o no?