Sistema Remix de Michelin

556

La vida completa del neumático

Gracias a sistemas de recauchutado como el Remix de Michelin, los transportistas pueden disponer de menores costes en su explotación, a la vez que benefician el medioambiente disminuyendo los residuos que genera la utilización de neumáticos.

Si bien el recauchutado es un proceso bien conocido por todos los transportistas desde hace varias décadas actualmente ha evolucionado hacia una mayor exigencia técnica, por parte de los especialistas que lo realizan. Desde la entrada en vigor del Reglamento 109 de la Unión Europea, los neumáticos recauchutados comercializados en territorio europeo deben superar las mismas exigencias técnicas que los de nueva fabricación. Por ello los neumáticos recauchutados que pueden ser comercializados en Europa se identifican con una E marcada en su flanco.

Para ello un fabricante como Michelin ha debido homologar su proceso Remix de acuerdo a los requisitos de la normativa ISO 9002 en las cinco factorías europeas que realizan esta labor, incluida la de Valladolid en España.

 

Seguridad en cinco puntos

La confianza que deposita el transportista en el momento de llevar sus ruedas a recauchutar, para obtener una segunda vida útil que prolongue sus prestaciones, sin menoscabo de la seguridad, se basa en cinco aspectos. En primer lugar la rueda una vez cuenta con su nueva banda de rodadura debe ser capaz de superar los mismos test de resistencia bajo las mismas condiciones de carga y velocidad que indicaban sus inscripciones originales. En segundo hay que tener en cuenta que la serie de ruedas Remix cuenta con idénticos índices de carga y velocidad que sus equivalentes nuevos. El sistema de certificación de calidad permite dotar a este proceso del máximo rigor industrial, como tercer punto.

Un neumático recauchutado ofrece la misma seguridad que uno nuevo.

 

El cuarto viene dado por la precisa identificación del neumático sobre el cual se está trabajando. Por último debemos tener en cuenta que la identidad reconocida de la empresa que realiza el renovado del neumático será quien asegure la trazabilidad del neumático en todo este proceso.

 

Concepto Remix

Michelin ha realizado una fuerte inversión en su fábrica de Valladolid con el objetivo de aumentar la capacidad de producción y la calidad del producto. Las principales mejoras se han producido en los sistemas de verificación de carcasas y producto terminado, así como en los procesos que controlan la uniformidad del producto. Además, se ha extendido la incorporación de flancos nuevos en el REMIX para que su aspecto exterior sea idéntico al del neumático nuevo.

El recauchutado demanda del fabricante la misma capacidad técnica que la fabricación de neumáticos nuevos.

 

La modalidad más extendida en el MICHELIN REMIX es el sistema de renovado nominativo. En este caso, es el propio transportista, a través de un distribuidor autorizado, quien envía a fábrica sus neumáticos Michelin para que sean renovados. Esta modalidad de renovado se basa en el conocimiento que tiene el profesional del estado de sus neumáticos. Él sabe mejor que nadie en qué condiciones, cómo y dónde han rodado. También es consciente de que la carcasa es la materia prima del renovado y la base en la que se sustenta el rendimiento que va a obtener en esta nueva vida de su neumático. La trazabilidad del neumático está garantizada gracias a la matrícula que figura en el flanco, lo que asegura que el transportista recibirá sus neumáticos REMIX sobre sus propias carcasas Michelin, que igualan a sus neumáticos nuevos.