Una maqueta de dos virtuosos de las miniaturas

720

DAF  3300  ADR  TRANSPORTE  DE GAS HIDROGENO

Estupenda maqueta hiper-realista de un DAF 3300 realizada por el dueto Vigo-Ortiz.

Hace ya tiempo que la idea estaba clara, realizar una maqueta a escala 1/24 de un trailer o un vehículo un tanto peculiar. Para este proyecto, conté en todo momento con la ayuda y colaboración de Francisco Ortiz, amigo y modelista de Cartagena con una reconocida trayectoria a través de los años en este apasionante mundo del modelismo a escala. Texto y Fotos Luis Vigo. Escala 1/24

La tractora DAF 3300 destacó por su ahorrativa mecánica equipada con turbo e intercooler.

Hace ya tiempo que la idea estaba clara, realizar una maqueta a escala 1/24 de un trailer o un vehículo un tanto peculiar. Para este proyecto, conté en todo momento con la ayuda y colaboración de Francisco Ortiz, amigo y modelista de Cartagena con una reconocida trayectoria a través de los años en este apasionante mundo del modelismo a escala.

La cabina de la tractora DAF 3300 se ha personalizado y sometido a un proceso de envejecimiento.

Mediante unas bisagras artesanales podemos también admirar el detallismo del interior de la cabina.

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos vehículos denominados técnicamente por la normativa ADR «vehículos batería» se utilizan por las grandes compañías gasistas, como es Air Liquide en este caso concreto, para el transporte de diferentes clases de gases como el oxígeno, nitrógeno, argón, helio e hidrógeno, cada uno con sus peculiaridades diversas. En este caso, será el hidrógeno el gas transportado.

EL HIDRÓGENO

Descubierto en 1766, es el gas más ligero del mundo, es incoloro, altamente inflamable, no permite la vida y reacciona fácilmente con otras sustancias químicas; por esa razón es muy apreciado como reactivo en la industria química. Sus aplicaciones cotidianas son de lo más variadas y se emplea en la industria electrónica, la del automóvil, fabricación de plásticos, laboratorios, entre otras. Pero quizás en estos últimos años su propiedad más conocida sea que es una excelente fuente de lo que se ha dado en llamar energía limpia. Su transporte, no exento de riesgos, por la propia peligrosidad del gas, se engloba según el ADR en la clase 2 grupo 1F de la clasificación general de las mercancías peligrosas.

Existen dos maneras de aprovisionarlo, en fase licuada y en fase gas que es la que se representa en esta maqueta. El gas hidrógeno se introduce a una presión máxima de 350 bares en unos cilindros de acero, los cuales, a su vez, también cuentan  con su valvulería y llaves de paso correspondientes. A la presión antes citada se consiguen un buen número de M3 de gas utilizando un espacio reducido.

EL TRACTOCAMIÓN DAF 3300

Esta cabina aparecía en la gama DAF durante los 70 del pasado siglo y se mantuvo dos décadas en el mercado.

Aparecido en el mercado en la mitad de los años 80, la serie 3300 supuso para la mítica marca holandesa DAF contar al fin con un vehículo fiable, de cierta potencia y apto para todo tipo de rutas y tareas. Contaba con un motor tipo 1160 DKX de 11,63 litros de cilindrada y 330 CV con turbo intercooling. La propia marca anunciaba este modelo como la «potencia económica» ya que el consumo real era bastante ajustado para la época. La cabina tipo F 241, presumía de ser amplia y sobre todo luminosa con grandes superficies acristaladas.

El éxito comercial de este modelo fue importante para la casa holandesa vendiéndose bastantes miles de unidades mientras duró su periodo de fabricación.

LA MAQUETA

Para iniciar este proyecto y ser lo más fieles a la época histórica de este vehículo decidimos optar por el kit Italeri nº 0760 para la tractora y el kit nº 80776 de Heller para el semirremolque aunque de este último se aprovechó sólo el chasis. Los kits son los dos a escala 1/24, la cual es perfecta para trabajar y resaltar la multitud de detalles y complementos del vehículo real. Se comenzó el montaje por la cabeza tractora y su kit de Italeri, como se nombró anteriormente, nos pareció el kit más idóneo por varios factores como son la calidad del material plástico, su fidelidad al modelo real y sobre todo por la cantidad de detalles tanto en el interior de la cabina como en el motor.

Abatiendo la cabina descubrimos el bloque motor que reproduce al original seis cilindros de 11,63 litros.

El kit original presenta una cabeza tractora en versión 6×4 y en nuestro proyecto tenía que ser una configuración típica rutera 4×2. Para ello se realizó la primera transformación de importancia consistente en quitar un eje completo de tracción así como parte de su chasis para obtener la configuración 4×2. El eje que se quitó fue el último y también se cortó parte del chasis. Se respetó la distancia entre ejes del modelo real modificando el sistema de ballestas original de la maqueta. Una vez realizada esta transformación, se efectúa el montaje de la cabina y el motor siguiendo los planos de montaje así como sus instrucciones, las cuales vienen bastante detalladas y no representan mayores problemas de interpretación. Como detalle decir que la puerta del conductor se hizo operativa para nuestro modelo mediante un sistema de bisagras de fabricación propia y artesanal. Dicha mejora se realizó para poder observar mejor el acabado el interior de la cabina y de paso potenciar la sensación de realidad del modelo.

EL SEMIRREMOLQUE

Esta parte es quizás la más trabajada y laboriosa de esta maqueta, ya que el kit original de Heller se recortó en 10 centímetros. Cinco de los cuales se eliminaron por delante de los ejes y otros cinco por detrás de ellos dando como resultado un nuevo chasis de 41 centímetros de longuitud total libre para trabajar a partir de aquí  con la famosa técnica del «scratch».

La trasera del semi lleva un trabajo enorme al reproducir todas las señales propias de un trailer ADR.

Como nueva base se puso un suelo hecho a medida, en plástico de Eveergren de 3mm de grosor, para después comenzar a montar los 14 tubos de aluminio en este caso ya cortados también a la medida adecuada. Para sujetar los tubos se usó pegamento de 2 componentes. Como cierre a los tubos del gas y para darles la forma típica ovalada se empleó madera de balsa. Las tuberías y colectores también se fabricaron artesanalmente con varilla de latón de 1mm para su posterior colocación trasera del semirremolque. Para la caja de contadores también se empleó tiras de plástico de Eveergren de 2mm y se le dotó a la puerta de bisagras para hacerla operativa y así poder ver su detallado interior.

Para realizar la estructura de protección de los cilindros del gas se recurrió también a este material siendo cortadas las piezas a escala según los planos y partiendo de imagenes reales de este tipo de vehículos.

PINTURA Y EFECTOS

Del kit original del semi sólo se ha aprovechado parte del chasis.

La simulación de óxido y suciedad sirve para dar más sensación de realismo.

Para la fase de pintura se empleó varios tonos y colores, todos ellos esmaltes de la marca Humbrol, aplicados todos ellos con aerógrafo. En los chasis se empleó la referencia 89,azul claro mate. Para la cabina la referencia 48, azul mediterráneo. Para el blanco se usó la referencia 22, blanco brillo, y para la leve capa de suciedad del conjunto en su parte inferior se empleó la Ref. 64, gris claro mate. Para los óxidos, los cuales se aplicaron con pincel, se optó por dos productos diferentes: por un lado se empleó la Ref. 013 de AK interactive denominada «Rust Streaks» y para el resto se usó el óleo Ref. 13 de Tiziano convenientemente diluido con disolvente. Las manchas de polvo y suciedad se aplicaron con la técnica de pincel seco, y el producto elegido fue la Ref. 015 «Dust Effects» de AK interactive. Para darle el toque final a los efectos se empleó la Ref. 4360 de «Andrea» para simular algo de tierra natural en los cilindros del gas.

TERMINACIONES

He querido dejar para el final del artículo esos pequeños detalles que hacen que una maqueta sea diferente y donde cada modelista marca su estilo propio. En este caso y para ensalzar la percepción de realidad se optó por forrar los asientos de la cabina con tejido de «Skay» sintético así como también las alfombrillas de dicha cabina.  También se pusieron diversas revistas a escala dentro de la cabina así como botellas de diversas bebidas. En la parte superior exterior de la cabina se fabricó una marquesina artesanal con tiras de madera en tono «sapelly» para poder poner toldos o demás utensilios prácticos.

El armario para las válvulas se ha realizado partiendo de cero.

Se pusieron extintores, necesarios y obligatorios en este tipo de transportes, tanto en el interior como en la parte exterior trasera de la cabina. En el semirremolque se fabricó una toma de tierra en la parte trasera para descargar la posible electricidad estrática acumulada así como dos cajones con sus correspondientes extintores. Como detalle final, también se pusieron con cadenas los calzos para las ruedas, obligatorios en este tipo de vehículos. En fin, un proyecto a escala gratificante para los modelistas implicados en el mismo y que a buen seguro no será el último de estas características que podréis disfrutar en este portal.