Volkswagen se convierte en accionista mayoritario de MAN

389

Volkswagen AG se convierte oficialmente en el accionista mayoritario de MAN SE tras su aprobación por parte de la autoridades chinas. El grupo germano ya se había adjudicado la mayoría de las acciones de la compañía de vehículos industriales aunque quedaba pendiente el aprobado chino, ya que la Comisión Europea como las demás autoridades habían dado el visto bueno anteriormente.

Volkswagen AG liderará uno de los grandes grupos mundiales productores de vehículos comerciales e industriales.

De esta forma, Volkswagen AG posee el 55,90% de los derechos de voto de MAN y el 53,71% de su capital social, facilitando de esta forma una colaboración más estrecha entre MAN, Volkswagen y Scania.

Con esta adquisición, el nuevo grupo formado por estas tres marcas crearán uno de los principales proveedores mundiales de vehículos comerciales.

Para George Pachta-Reyhofen, consejero delegado de MAN SE, se abre un nuevo capítulo en la historia de una compañía con 253 años de antigüedad. MAN mantendrá intacta su identidad marcada por la innovación, la ingeniería punta y el posicionamiento internacional, a la vez que reforzará su posición al cooperar con unas compañías como Volkswagen y Scania que tienen los mismos valores. 

MAN mantendrá su sede en Munich.

La idea consiste en establecer mayor integración entre las marcas.

Además, con esta unión, se potenciará la producción, la investigación y el desarrollo de las tres marcas. Las discusiones previas entre las partes implicadas iban encaminadas a una cooperación más estrecha entre MAN, Scania y Volkswagen produciendo importantes sinergias en materia de contratación, desarrollo y producción. Así, prevén que se puedan alcanzar sinergias por un importe de, al menos, 200 millones de euros al año, sobre todo en el sector de las adquisiciones.

Una de las ventajas para MAN son las perspectivas para sus empleados, ya que el compromiso del Grupo Volkswagen, que afecta a todas las áreas de negocio, es dotar de estabilidad y sostenibilidad a la empresa adquirida, sin que hayan recortes de personal en el proceso de fusión. Asimismo, la sede de MAN permanecerá en Munich.