Año histórico de Mercedes-Benz Trucks en el mercado español

466

El fabricante ha batido récords, gracias a sus 2.365 unidades vendidas de camiones de más de 16 toneladas.

Mercedes-Benz Trucks

 

Mercedes-Benz ha celebrado su liderazgo del mercado español de vehículos industriales en 2019, con un total de 3.868 unidades vendidas en un escenario que ha alcanzado las 22.892 unidades matriculadas, lo que se traduce en una cuota récord de mercado del 16,9%. Este resultado se ha convertido en el mejor logrado por la firma en nuestro país. Además, la cuota ha llegado hasta el 18,19% en el segmento de las tractoras (2.898 unidades matriculadas); mientras que al 13,97% en el segmento de los rígidos pesados (673 unidades matriculadas).

En este sentido, Antonio García-Patiño, director general de Mercedes-Benz Trucks en nuestro país, ha señalado que la compañía cuenta con el honor, también, de ocupar el primer lugar en el índice de satisfacción de clientes. No obstante, también ha dejado claro que buena parte de estos resultados por parte de Mercedes-Benz tiene que ver con la efectiva gestión en el mercado de vehículos usados, de los cuales ha vendido nada menos que 2.360 unidades. “El fabricante que haga bien las cosas en este mercado tiene mucho ganado”, ha añadido García-Patiño.

Antonio García-Patiño

 

Por su parte, Jaime Vázquez, máximo responsable de Ventas de Mercedes-Benz Trucks en España, ha explicado que la excelente cifra alcanzada por la marca está basada “en la diversificación de producto y de cliente”, además de a un conjunto de situaciones que han ayudado a que Mercedes-Benz haya liderado el mercado este pasado año.

Además, la firma considera que el programa de inversiones en la red comercial de 21 millones de euros, destinados a construir 26 nuevos centros dedicados a camiones, también ha contribuido alcanzar este resultado. De hecho, en 2018 ya se abrieron ocho instalaciones; en 2019, cuatro; y para este año se tiene previsto construir nueve centros más. 

Antonio García-Patiño

Por último, la firma no ha querido dejar de enfrentarse a los nuevos retos relacionados con el medio ambiente que se plantean en el sector. Mercedes-Benz augura unos próximos años aún dominados por los combustibles fósiles. A partir de 2030, confían en empezar a introducir la propulsión eléctrica en el transporte de distribución y urbano, por lo que comenzarán a trabajar en ello, contemplando la consolidación del hidrógeno como combustible para la larga distancia.