FORD LTL 9000 ICE ROAD TRUCKERS

665

Trucks bajo cero

Un viejo camión Ford LTL 9000 castigado por las millas y el frío…

El detallismo alcanza a reproducir el motor e incluso el efecto de una nevada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El más clásico estilo USA, así definían muchos truckers americanos de principios de los 80 al modelo objeto de esta maqueta a escala 1/24.  Para darle más realismo si cabe a la escena, se presenta en un diorama el cual podría ser propio de un paisaje de la conocida serie de T.V.  «Ice Road Truckers». Por Luís Vigo luisgovi@yahoo.es

El Ford LTL 9000 fue uno de los últimos camiones pesados norteamericanos de este fabricante.

 

 

 

 

Traemos en esta ocasión hasta la sección de modelismo un clásico americano, el Ford modelo LTL 9000 de los años 80, un vehículo apreciado en su época por su fiabilidad y duración  y no es para menos ya que los componentes mecánicos que lo integraban pertenecían a marcas de primer orden.  Para motorizar al LTL, se optó por el conocido motor CAT 3406 B de 400 H.P. en su versión Ecodyne. Para el cambio también se recurrió a la conocida caja de cambios Fuller modelo Road Ranger RTO 14615 de 15 velocidades con Overdrive, todo ello pensado para la fiabilidad y duración de servicio.

 

La Maqueta.  Proceso de montaje

El modelo original de este camión Ford solía montar un motor CAT de 400 CV.

 

 

 

 


La maqueta corresponde al kit nº 728 a escala 1/24 del conocido fabricante Italeri. Para comenzar, y como paso previo al montaje, separaremos las piezas correspondientes al chasis y las «sumergiremos» en un baño de agua tibia y jabón con el objetivo de eliminar todas las impurezas dejadas por las inyectoras en el plástico. Una vez completado este primer paso, y estando las piezas ya secas, podemos empezar ya el montaje propiamente dicho siguiendo las instrucciones que nos aparecen con el kit. Para que las uniones queden fuertes y duren, yo uso en este y otros modelos el pegamento especial para plásticos de la firma UHU con aplicador de «aguja». Cuando todo el chasis esté unido, pasaremos a la fase de pintura del mismo, para lo cual utilicé negro brillante Tamiya código TS-14. El paso siguiente consiste en armar el eje delantero con su dirección operativa así como los dos traseros que son propulsores. Continuaremos ahora con el alma del camión, el motor, el cual se nos presenta en este caso en un despiece de 25 piezas diferentes, las cuales debemos pegar y pintar primero con imprimación blanca y después con acrílico amarillo típico de los motores CAT. Una vez realizada esta labor pasaremos a colocar el motor en sus soportes respectivos.  Ahora llega el turno de los llamados » accesorios» del chasis donde encontramos los depósitos de gas-oil, guardabarros, llantas cromadas, etc. y los neumáticos de goma en este caso.

Lograr el aspecto desgastado aporta mayor dosis de realismo.

La grasa propia de un camión descuidado y muy trabajado no falta en esta maqueta.

 

 


Turno ahora para los interiores de la cabina, así como para su detallado, donde nuestra imaginación tiene que jugar un papel fundamental para aportar nuevas ideas con multitud de detalles que marquen la diferencia y mejoren el modelo de serie. Una vez terminado este laborioso paso, con tapizado interior de cabina incluido, pasamos a armar la cabina con sus planchas principales, después de esto la pintamos de imprimación y del color definitivo, en este caso rojo Tamiya TS-1.

Para darle un toque de realismo mayor y ver mejor el interior del habitáculo, la puerta del conductor la dejé abierta, aunque para hacerlo primero hay que recortarla con un dremel ya que en el kit viene fija.  Para el «sleeper» o dormitorio el proceso de montaje es el mismo, eso sí, siguiendo las instrucciones.

La decoración del camión se hizo reproduciendo la de empresas reales de la época en los USA.

 

 

 


Anotar que la rotulación, también realizada por mí, está descargada de internet vía impresora de tinta HP y pertenece a la famosa empresa de transportes P.I.E. americana.

Para darle un aspecto más imponente a la vez que aerodinámico al modelo, opté por añadirle un deflector de aire en el techo así como cambiarle los faros principales de rectangulares a redondos.

 

Acabados Finales

Nos viene la sensación de frío pensando en poner las cadenas entre la nieve…

La maqueta se ha construido con base a un kit escala 1/24 de la firma Italeri.

 

 

 

 


La idea básica en este proyecto consistía en representar a escala una cabeza tractora clase 8 de la década de los 80 con más de un millón de millas recorridas. Para que esto sea medianamente creíble, tuve que realizar un exhaustivo trabajo en lo referente a óxidos y manchas de todo tipo.  Solamente para los óxidos empleé cuatro tipos diferentes, desde el natural hasta la imitación con oleos pasando por los conocidos «pigmentos» de la firma AK interactive.  Para la imitación del barro, opté por productos de la firma Vallejo, que con sus diversas texturas cumplieron plenamente el objetivo planteado para el terreno. La imitación del ambiente gélido la conseguí con productos de la firma DELUXE.

 

La puesta en escena.  El diorama

 

Sobre la base de una peana de 40x18cm. se monta el diorama dentro del cual se incluye el vehículo.  El diorama o escenificación es una parte fundamental del conjunto final ya que una maqueta se luce más formando parte de un diorama que en solitario.  Este diorama es sencillo ya que las medidas finales no permiten recargarlo mucho, pero aun siendo sencillo nos permite trasladarnos con la mente a algunos de los lugares de la conocida serie de televisión «Ice Road Truckers» inspiración de esta maqueta.