Francia establecerá un salario mínimo para los conductores extranjeros

182

Francia establecerá un salario mínimo para los conductores que realicen cabotaje entre sus fronteras, si prospera la enmienda a la Ley para el crecimiento, la actividad y la igualdad de oportunidades económicas, aprobada el pasado 14 de febrero.

Esta medida tiene como objetivo, según el ministerio francés, establecer un control contra el dumping social en los sectores de transporte de mercancías por carretera y fluvial. Como consecuencia, cualquier conductor extranjero que efectúe operaciones de cabotaje en Francia se beneficiará de las reglas sociales y del salario mínimo del país vecino. Por el contrario, aquel que no proporcione el certificado requerido por las autoridades francesas, será procesado por trabajo ilegal.

Esto parece, a priori, beneficioso para el trabajador del transporte. Sin embargo, la Asociación de Transporte Internacional de Carretera (ASTIC) ya ha advertido de que la imposición de este salario mínimo en Francia a penalizará mucho a las empresas de transporte españolas, ya que el salario mínimo interprofesional en Francia es de 1.458 euros al mes, muy por encima del español, que es de escasos 757 euros al mes.

Por eso pide al Gobierno español que actúe de forma contundente y exija de una vez criterios comunes para toda Europa en materia de transporte, al mismo tiempo que se eliminen las medidas proteccionistas que imponen algunos países para defenderse de la competencia extranjera.