Goodyear aconseja neumáticos “clase A”

57

Ya es una realidad la nueva normativa de etiquetaje de neumáticos. A partir de ahora, los fabricantes deberán especificar en la etiqueta una serie de informaciones prácticas según su resistencia a la rodadura, su agarre sobre mojado y nivel de ruido exterior.

 

 

Esta información parte de una clasificación de siete clases que comienza en la A y termina en la G, según valores máximos y mínimos. Para la rodadura, A sería el valor de mayor rendimiento y G la menor, mientras que en el  agarre sobre suelo mojado, la A proporciona una distancia de frenado más corta y G la más larga.

Para Goodyear, la nueva normativa, aunque signifique un paso adelante, sigue siendo insuficiente. Según la compañía americana, faltaría información sobre otros aspectos, como la estabilidad o el aquaplaning en los neumáticos, además de apostar más claramente por los neumáticos de clase A.

Muy preciso ha sido su director general del Centro de Innovación de Goodyear en Luxemburgo, Jean-Pierre Jeusette, quien ha declarado que si todos los coches europeos circulasen con neumáticos con calificación A, se ahorraría 27 billones de euros en combustible al año y se reducirían las emisiones de CO2 en 20 millones de toneladas, eso sin contar en que un neumático clasificado A en frenado sobre mojado, reduce un 30% la distancia de frenado en una carretera mojada.