Grúas y transportes TSME, puede con todo

167

Adaptarse es evolucionar para crecer

En el equipo de En Camión siempre buscamos trasladar a nuestros lectores los proyectos más emocionantes de nuestro territorio, de nuestra gente. Ejemplo de ello es TSME, una empresa familiar dirigida por Joan Mérida, que ha aprendido el oficio a la vieja usanza, con mucho trabajo, algún que otro obstáculo y muchas ganas de “mancharse las manos” para crecer en tiempos revueltos.

 

 

 

Desde sus inicios Mérida supo que quería convertirse en una empresa de renombre, a tener en cuenta y tras años de esfuerzo recoge los frutos. Cuenta con un total de 42 vehículos entre grúas y camiones (14) propios y contratados. Para que todos entiendan la amplitud de sus servicios Joan lo resume: “Aquí nos dedicamos a ofrecer servicio a grandes empresas tanto de construcción como de servicios municipales, mantenimientos industriales, etc. Esto hace que debas tener una flota y unos profesionales preparados para todo lo que te puedas esperar y algo más, porque lo cierto es que en cualquier momento te llega un cliente para el que igual llevas 20 años trabajando y te pide algo totalmente distinto a lo que has visto hasta el momento.»

 

Desde la playa hasta la montaña, TSME trabaja en todos los ambientes

 

Su equipo debe estar preparado para que “en un mismo día igual tenemos un tres ejes descargando casetas para los socorristas en las playas de Barcelona, otro que lleva una avioneta a un instituto de FP Mecánica y que habrá que hacerlo entrar por el techo desde el patio del colegio y mientras estamos viendo cómo vamos a cargar una máquina de tren en un tráiler”.

 

La grúa de TSME transporta un Beechcraft Baron bimotor

 

Capaz de transportar casi cualquier cosa

Tal y como lo describe Mérida lo suyo es una lucha constante frente las sorpresas y parece que se le dan muy bien. La variedad y el abanico de trabajos a los que pueden asistir desde TSME muestra la intención de adaptarse a todas las necesidades de sus clientes, como comentó anteriormente. Pero con hechos se habla mejor así que Mérida nos explica su colaboración con empresas ferroviarias y de aviación y las dificultades que eso conlleva ya que “cada tipo de mercancía se ata de un modo distinto para que viaje seguro, sino que nosotros casi nunca hacemos un servicio donde la carga y la descarga sean en muelles normales de carga”.

Ante las dificultades Joan Mérida tiene claro que la colaboración y la implicación de sus trabajadores es vital, por ejemplo: “A veces, de entrada piensas que el acceso es imposible. Pero entonces te paras a pensar, preguntas al cliente si disponen en la zona de alguna grúa fija y resulta que es posible buscar un camión tuyo con la medida justa para hacerlo entrar por el techo de una nave industrial en obras”.

 

El trabajo en equipo es vital a la hora de optimizar costes

Sus instalaciones están en Polígono Industrial Can Prunera, sector A

 

Por eso mismo si alguien necesita el transporte y el servicio de movimientos “raros” o especiales puede contar con TSME. Además, Mérida recalca: “Y todo eso buscando la máxima seguridad en las manipulaciones y evitarle problemas al cliente. Hacemos un servicio “Llaves en mano”, le recogemos al cliente la mercancía y se la dejamos ya instalada donde se necesite.”

Esfuerzo, trabajo y mucha constancia

Los inicios de TSME se ligan a la historia de los Pegaso Europa 1065L hacia 1965 y con grúas desde los últimos 25 años aprovechando la actividad previa al 92 olímpico. Desde entonces ya se comprometen a convivir con todo tipo de camiones, desde los ligeros de 3,5 toneladas hasta los tráiler de transportes especiales de tres ejes 6×4 con grúa pluma incluida. ¿Los megacamiones son su futuro? Puede, teniendo en cuenta la filosofía de trabajo de Mérida: “Tienes que tener el camión adecuado a cada tipo de servicio. Algunos son simples plataformas sin grúa, otros tautliner y la mayoría, tanto rígidos de hasta cuatro ejes como tractoras, además llevan su propia grúa para facilitar la autodescarga y carga”.

 

TSME empezó contando con los míticos Pegaso, producto made in Spain

 

Pero no sólo transportan, que para eso están listos para todo. Desde TSME también acceden a los lugares donde hacen falta grúas de diferentes toneladas para manipular todo tipo de estructuras a metros de alcance. 

Flota para todo

La gama de vehículos que posee TSME muestra la mejor convivencia con modelos de todas las marcas: Iveco, Man, Scania y Mercedes entre otras. Tal y como el mismo declara, su flota no es sinónimo de unificación porque cada transportista autónomo tiene sus preferencias. Lo aclara: “A nosotros nos pasa que buscamos modelos tan concretos que a veces das la vuelta a todos los concesionarios para encontrar lo que necesitas…Y uno lo encontraste en Iveco y el siguiente en Mercedes. ¡Así vamos!”.

En TSME la vida útil de sus camiones es superior a la habitual ya que les dura una media de 8 años con kilometrajes de 300.000 o 400.000. Su servicio es nacional pero principalmente local, por lo que desgasta más el embrague pero no desgasta los neumáticos. Por ese motivo “el sistema de gestión del vehículo nos controla el mantenimiento por horas de toma de fuerza, los kilómetros son secundarios”.

 

Joan Mérida nos atendió en su despacho, desde donde controla todo el proceso de transporte

 

Teniendo en cuenta esto… ¿Cómo no comparar?

Cada marca tiene sus beneficios pero nadie mejor para explicarlos que alguien que los transporta todos. Sus palabras textuales fueron: “En largo recorrido nos va muy bien con MAN y DAF por su bajo consumo. Pues contra lo que muchos opinen puedo decir que los IVECO son de los más duros, que para encontrar modelos raros, con características muy concretas, está Mercedes y que los Renault son simples de reparar y muy buenos en el reparto más de batalla diaria”.

Sobre los Scania no tiene quejas pero reconoce que no supieron encontrar la configuración adecuada del modelo, les quedo una relación de puente que genera demasiado consumo en los desplazamientos con poca carga útil. Como ha ido demostrando supo afrontar la dificultad y lo utiliza para “acceder a cargas muy complicadas porque lleva instalada una de las mayores grúas de la empresa, con 35 metros de alcance”.

 

 
Sus grúas también están listas para todo
Para poder cumplir con los requerimientos más complicados cuenta con la minigrúa autopropulsada que lleva unas cadenas y se puede dirigir donde sea. Con esa unidad pueden trabajar en sitios casi inaccesibles y evitar sobre costes a los clientes.

El mercado

Como viene siendo habitual en nuestras entrevistas con profesionales del sector no perdemos ocasión para hablar de la situación del mercado. Tal y como él mismo ha aceptado TSME estuvo muy ligado a la construcción, como cualquier transportista, así que queremos saber cómo ha hecho para seguir creciendo en plena crisis: la versatilidad. Además, Mérida concentra su trabajo en la zona de Barcelona, en constante evolución, donde centra un 60% de sus esfuerzos. Los 40% restantes los divide entre Catalunya y España dependiendo de las necesidades de sus clientes y las demandas.

 

Su flota cuenta con 14 camiones y todo tipo de marcas

 

Es posible que toda España tenga su pasado en el ladrillo y esta empresa catalana no iba a ser diferente “Con su gran boom daba muchísimo trabajo, pero con el tiempo hemos sobrevivido dando todo tipo de servicios… No le decimos que no a casi nadie, últimamente incluso tuvimos que subir unos coches a la terraza de un hotel para una presentación de un coche…”.

 

TSME trabaja en presentaciones de coches, transportando sus vehículos

Sobre la crisis Joan remarca que el año pasado fue duro pero el siente, y nota, que “estamos ya en una fase de estabilidad en el trabajo y de hecho este 2016 estamos cubriendo los objetivos que nos marcamos”. La incertidumbre política genera dudas pero no ha afectado a la tendencia al alza, “en Catalunya llevamos ya 6 años de parón total en infraestructuras y eso no se aguanta mucho más. Así que algo más de trabajo tienen que haber pese a todo”. Subraya la importancia de la zona en la que se encuentra y se mueve, laboralmente hablando. “Nuestra gran suerte es la gran variedad de clientela que tenemos, desde industria a empresas organizadoras de eventos, pasando por la construcción”.

 

Los vehículos de TSME se adaptan a los requerimientos de los clientes

Exterior o interior, listo para cumplir.
 
El esfuerzo y la constancia en los peores momentos han sido la mejor estrategia para TSME y Joan Mérida. Esperamos volver a entrevistarle dentro de unos años y demostrar que la filosofía de trabajo es la mejor baza para el crecimiento.