Iveco analiza las ventajas del gas natural

67

El fabricante ha estudiado en Motortec Automechanika las ventajas del gas como solución para el transporte.

Iveco Stralis NP 460

 

Iveco, firma pionera en el desarrollo del gas natural para su uso en el transporte por carretera, ha estado presente en Motortec Automechanika, donde José María Chamizo, responsable de Desarrollo de Negocio de Gas, ha participado en la mesa redonda ‘desafíos del taller (el recambio y la flota) de V.I. a medio y largo plazo: energías alternativas de propulsión, conducción autónoma y nuevas tecnologías para la gestión del transporte (de la larga distancia a la última milla)’, en representación de Iveco.

Durante el evento, se han destacado las ventajas que ofrecen los vehículos industriales y comerciales que utilizan el gas natural frente a otros combustibles alternativos por su viabilidad y su competitividad. El propio Chamizo ha señalado que “el gas natural está creciendo y seguirá creciendo”, antes de añadir que “hace diez años cuando había apenas cinco estaciones de gas natural licuado en España, era difícil ser emprendedor. Ahora eso ha cambiado”.

Además, se ha señalado al gas natural comprimido (GNC) y al gas natral licuado (GNL) como el mejor combustible alternativo actual, tanto en el transporte de mercancías urbano como en el transporte internacional, pues “se pueden recorrer largas distancias gracias al uso del GNL. Nuestro Iveco Stralis NP  Pure Power puede llegar a completar  kilómetros sin repostar y llegar a un país como Alemania. Si no se puede completar una distancia como esta, no sirve tener un vehículo con energías alternativas”.

José María Chamizo

 

En cuanto a la formación que los profesionales de la automoción deben tener para desarrollar su trabajo con este tipo de vehículos, Chamizo ha apuntado que “para Iveco, la formación no es un debate. Nosotros formamos a los concesionarios y los talleres para que el cliente pueda estar igual de tranquilo si va con un vehículo propulsado por gas natural o diésel”.

También se ha hablado sobre el futuro del transporte de larga distancia en un horizonte temporal de cinco años. “Las petroleras están trabajando cada vez más con gas natural y su uso va a crecer de forma exponencial; no es algo que responda solo a la demanda de los transportistas, sino que se trata de un combustible más limpio y más sostenible. El cliente que compra un vehículo propulsado por gas natural tiene las mismas garantías tecnológicas que uno que adquiere un diésel”, ha explicado Chamizo. “La situación está cambiando y el gas natural está creciendo porque así lo hacen las motivaciones, y se están dando respuestas a los clientes. Estamos evolucionando hacia una flota más sostenible porque hay un camión que lo permite, cada vez hay más estaciones para repostar y al final es ventajoso para el transportista”, ha concluido.