Jaime Iserte: ¿Trucker o camionero?

609

DAF XF versus Freightliner; ¿Europa frente a América?

Dos tractoras tan distintas como América y Europa.

Jaime Iserte frente a sus dos camiones, DAF y Freightliner.

Jaime ha juntado dos camiones que comparten la eficiencia como lema en su diseño, aunque sean máquinas muy diferentes al estar adaptadas a unas rutas tan diametralmente opuestas como son las de los USA y las de la UE.

Dos grandes cabinas, el DAF XF Super Space Cab junto al Freightliner Coronado Thunder and Lighting.

En primer lugar una curiosidad sorprendente. Estamos ante dos camiones que el uno lo fabrica una marca propiedad de un grupo industrial Norteamericano y el otro de un grupo europeo. Contrariamente a lo que podríamos deducir a simple vista es DAF la marca europea la que pertenece al Grupo estadounidense PACCAR, que de hecho vende sus motores de origen DAF, con marca PACCAR, en su camiones comercializados en Norteamerica como Kenworth y Peterbilt.

El DAF XF de Jaime supera los 1.200.000 kms recorridos.

El Freightliner Coronado es uno de los más tradicionales de la marca.

Freightliner por su parte, marca de origen USA, es actualmente propiedad del Grupo Daimler, el mismo que nacía a partir de Mercedes Benz, y de hecho la tecnología de los actuales Freightliner Cascadia tiene mucho que ver con las de los MB Actros. Eso sí, el DAF XF de Jaime, un camión pensado bajo los límites normativos europeos, cuenta en esta versión Super Space Cab con la mayor cabina del mercado europeo, que sin embargo se nos queda muy pequeña si la comparamos frente a la del

Los lunes toca arrancar el DAF XF y empezar la ruta propia de cualquier camionero autónomo.

Freightliner, como corresponde a un país donde el sleeper puede ser todo lo grande que convenga al no contar con una limitación total de la longitud máxima del vehículo. El DAF europeo puede ofrecer una cabina menor a su conductor, pero con un mayor nivel tecnológico, como ejemplo dispone de una caja de cambios sincronizada de 16 velocidades, muchísimo más avanzada que la Eaton Fuller de 10 marchas del Freightliner. A cambio, los dos camiones, cuentan con mecánicas similares que en un caso rinde 430 CV, el DAF, frente a los 460 del Freightliner.

Jaime es un declarado admirador de la fiabilidad de los camiones DAF.

Jaime suele recorrer la zona de Levante y Catalunya al volante de su DAF XF.

El DAF XF es una típica tractora europea, de dos ejes y tracción 4X2.

Si el Europeo es un dos ejes 4X2 enganchado al típico semi de tres ejes forma un conjunto de 40 toneladas. La configuración típica de un trailer americano es a partir de esta tractora tres ejes 6X4 enganchar un semi de otros dos y llegar las 80.000 libras de peso total, que equivale a casi 38 toneladas de peso total. Aunque eso sí, algunos estados permiten enganchar dos remolques y duplicar la carga total, un poco al estilo de los megatrucks de 60 toneladas que se empiezan a extender por Europa.

Jaime y sus camiones

Jaime Iserte aprendió de joven lo dura que puede llegar a ser la carretera y la capacidad de sufrimiento que se necesita para no tirar la toalla y bajarse de la bicicleta… ¿Bicicleta? Sí, nuestro amigo antes de manejar los 40 toneladas sobre el asfalto fue ciclista deportivo y por tanto sabe lo que es subir un puerto de montaña o recorrer 200 kilómetros en un día confiando únicamente en sus piernas.

Un millón largo de kms recorridos y el DAF luce impecable…

El aerografista Gerard realizó la decoración de la tractora de Jaime.

Así de estupendas lucen las joyas camioneras de Jaime bajo el sol.

Junto al fiable y veterano, sin por ello dejar de lucir impecable y en perfecto estado de revista, DAF XF 430 Super Space Cab de Jaime empezamos a charlar. Enseguida nos queda claro que estamos ante un enamorado de la ruta, que cuando vio terminada su carrera deportiva, estuvo a punto de poderse dedicar profesionalmente al ciclismo, decidió seguir recorriendo el asfalto aunque de un modo bien distinto. Jaime Iserte nos lo explica: “El ciclismo es muy duro, te aporta capacidad de sufrimiento, necesitas poder realizar grandes esfuerzos para un día tras otro rodar a más de 40 km/h dándole a los pedales. Pero me gustaba y me sigue gustando, todavía como aficionado veterano recorro 200 kilómetros en bici casi todos los fines de semana. De joven el ciclismo fue mi vida y cuando vi que aquello no daba para más pues pensé en los camiones.

La tractora DAF sin morro, dos ejes tracción 4X2 y 430 CV.

La tractora Freightliner, de tres ejes, tracción 6X4 y casi 9 metros de longitud.

Tuve un tío camionero, pero nunca pude ir con él por diferencia de edad y lo cierto es que sin una relación directa con el transporte me subí a un camión, estuve cuatro años de chófer con un familiar y luego ya me compré mi primera tractora. Un DAF 360 Ati, de los primeros XF 95 los que llevaban la misma cabina que los Troner de Pegaso. Aquel camión me salió estupendo, así que cuando llegó el momento de cambiar y comprar una máquina nueva me decidí por otro XF. El que todavía tengo y con el que llevo más de 1.200.000 kilómetros recorridos habiéndole cambiado el embrague hace poco como avería más importante… Desde luego es una gran máquina.”

Camionero con elegancia

Jaime al volante de su Freightliner, en plena felicidad camionera.

Jaime es de esas personas orgullosas de su oficio, un apasionado del transporte, pese a lo desagradecido que resulta este sector con quienes se sienten atraídos por él. Conversamos con otro transportista autónomo, uno de los compañeros que guarda su camión en la misma nave del polígono de El Vendrell, Tarragona, donde nos encontramos, Juan Manuel Pavón.

El frontal del Freightliner con sus faros…

Entre los dos enseguida nos retratan la situación del sector, nada nuevo. Ahora es Juan Manuel quien lanza rotundo: “El transporte siempre estuvo mal pero lo de ahora es ya de campeonato. No nos ganamos la vida, tienes grandes flotas del este a precios tirados y encima cuando por fin baja un poco el precio del gasóleo ya están hablando de bajarte los precios…” En fin, problemas que a buen seguro os suenan reales y habituales a todos los que os ponéis frente a un volante. Jaime se muestra de acuerdo con su compañero de ruta, fatigas y aficiones: “Si vas en tu camión, arriesgando un capital y tú propia vida en la carretera debería ser para ganarte un sueldo razonable. Ahora no piensas en renovar camión ni en nada sólo quieres cuidar tu vehículo y alargarlo lo más posible para no sufrir con los números, porque si el transporte siempre estuvo mal ahora está terrible. Yo al menos he logrado tener mi ruta más o menos fija, recorro el levante y no suelo salir al extranjero. Lo más que hago son viajes entre Valencia y la zona de Catalunya. En esta zona trabajo medio bien y encima cada dos días duermo en casa. Llega un momento que valoras más eso que no las ganas de recorrer nuevas rutas.”

Orgullo camionero

Freightliner la «máquina eficiente».

Los americanos convierten cualquier camión en algo espectacular.

Sólo para salir del garaje con el Freightliner queda claro la dificultad de maniobra.

No hay más que ver el impecable DAF XF de Jaime para ver que nuestro amigo ama su profesión. La tractora luce decorada, la pintó el aerografista Gerard de Girona, con la desaparecida mascota de Jaime. “Es un recuerdo a mi perra Nuca, que por desgracia ya murió aunque tuvo una larga y buena vida.” Y así, luciendo tractora Jaime empezó a participar en algunas concentraciones de camiones; que si las carreras del Jarama, que si Cheste y se fue animando a acudir con una tractora decorada y lo más espectacular posible. Sin embargo el camión no siempre se adapta bien a esta función ociosa frente a la laboral del día a día. “Empecé a ver que si quería ir a esta concentración u otra siempre te pillaba el fin de semana y después podías tener problemas con el tacógrafo o bien alargar el descanso el lunes… Así que pensé en tener un camión únicamente para las concentraciones y poder ir tranquilo con él sin pensar en el tacógrafo o en que tengo la plataforma cargada para salir a tal hora… Y la verdad, un sueño de toda la vida era un camión americano de verdad, una de esas bestias tan bonitas americanas.”

The Efficient Machine

Puesto de conducción del Freightliner Coronado.

Freightliner quizás no tenga el pedigrí de Peterbilt o Kenworth pero tiene en su haber ser la marca más utilizada por las grandes flotas del transporte norteamericano, que enseguida bautizaron a estos camiones como “The effcient machine” (La máquina eficiente). A la vez su cabina y especialmente el puesto de conducción presenta una habitabilidad muy superior a los típicos Pete 379 o Ken W900. Jaime consiguió una tractora realmente espectacular, con motor Detroit Diesel de 460 CV, cabina Thunder and Lighting, la mayor de la gama, correspondiente a 1997 y con un cambio Eaton Fuller de 10 marchas pensado para recorrer velozmente las llanuras de Norteamerica. Podríamos definir esta tractora como un cruce entre una autocaravana y una locomotora de tren…

En fin el típico camión USA, un truck de verdad, que si bien aquí nos sorprende por sus dimensiones, se trata de un chasis tres ejes de casi 9 metros de longitud, en América resulta una tractora de lo más habitual, donde el gran sleeper asegura poder pernoctar durante semanas enteras en el camión para los transportistas que realizan largos desplazamientos como el Coast to Coast, donde la ida suma cerca de 5.000 kilómetros en cada sentido.

En ruta

El Freightliner exige una conducción más atenta dado su gran radio de giro.

El puesto de conducción del DAF Xf, menos encanto y más practicidad.

Jaime junto a Juan Manuel, transportista autónomo y compañero de fatigas.

Desde luego, de las dos tractoras de Jaime la más rutera, con la que realiza el 99 por ciento de sus kilómetros es el DAF, aunque nada más montarse en el Freightliner Coronado, se da el contacto y en el rostro de Jaime se le conecta el “modo sonrisa”. El imponente claxon con cadena en el techo, la sonoridad del freno motor sistema Jacobs… Todo en este impresionante camión nos traslada a rutas como la I10 camino del Gran Cañón del Colorado… Sin embargo estamos recorriendo un polígono industrial en El Vendrell y eso significa que al llegar a la rotonda debemos afinar la puntería pues la enorme distancia entre ejes de la tractora americana hace que no nos sobre ni un palmo en su trazado. Desde luego el horizonte de las rutas de Norteamerica está mucho más despejado que el de las de la vieja Europa. Eso sí, a bordo del Freightliner te olvidas de los problemas del día a día y disfrutas como un crío… Jaime nos lo ha demostrado y le agradecemos que lo haya compartido con nosotros.