Kenworth ya es nonagenario

55

La marca norteamericana Kenworth cumple este año su 90 aniversario. La empresa nació en 1923 de la mano de Harry W. Kent y Edgar K. Worthington, que rebautizaron la empresa Gersix Motor Company con las primeras letras de sus apellidos: Ken + Worth.

 

 

 

Durante el primer año de existencia, Kenworth fabricó 78 camiones de 6 cilindros con motor de gasolina. Se trataban de camiones realizados por encargo, y personalizados al gusto del comprador. Ya entonces, Kenworth era sinónimo de camiones innovadores, robustos y duraderos, fama que le ha acompañado hasta nuestros días. Entre las primeras innovaciones de Kenworth destaca que fue el primer fabricante en instalar motores diésel como equipamiento estándar en sus vehículos de 1933, y también creó la primera cabina “sleeper” en 1936. En 1945 la empresa es adquirida por PACCAR. Ya en los años 80, Kenworth revolucionó la industria del vehículo industrial con el lanzamiento del modelo T600A, que iniciaba el cambio aerodinámico en la Clase 8, o el Kenworth T800, que se caracterizaba por sus variadas aplicaciones de carrozado (basculante, hormigonera, vehículo porta-leña o transporte especial).

Tal y como era entonces, el actual Kenworth sigue fiel a las innovaciones. Sin ir más  lejos, el año pasado la marca presentó el nuevo concepto aerodinámico del vehículo industrial, con la presentación del nuevo Kenworth T680.