Las cajas de cambio automáticas Allison demuestran su eficacia en el reparto urbano

358

Fresh Start Bakery es la empresa proveedora de pan para la cadena de hamburgueserías McDonald’s en Australia. Ahora está cambiando su flota de camiones de reparto por unidades que incorporan cajas de cambio automáticas Allison y se están demostrando sus cualidades en cuanto a ganancia de eficacia, aportando menor fatiga a los conductores que las emplean y disminuyendo sensiblemente los costes de mantenimiento de dicha flota.

Esta flota de camiones de reparto ahora equipa transmisiones Allison automáticas.

Según Ben Hampson, gerente de distribución de Fresh Start para Nueva Gales del Sur y Queensland, el factor clave era el coste de sustitución de los embragues de la anterior flota de camiones con cajas de cambios manuales. “El coste de sustitución de los embragues fue el principal motivo para incorporar las cajas automáticas, pero existen otros beneficios como la reducción del cansancio del conductor, la mejora de los niveles de seguridad y un funcionamiento más eficiente. En los pocos meses que llevamos con las cajas automáticas Allison en nuestra flota de camiones ya habríamos tenido que sustituir uno o dos embragues con las cajas manuales. Evitar esto nos ha hecho ahorrar no sólo en costes de reparación, sino también en el coste que supone la inactividad de los vehículos.

Cuando probamos por primera vez las cajas automáticas, la reacción inicial de los conductores fue el silencio absoluto. Evidentemente, siempre hay una pequeña resistencia al cambio y la mayoría de conductores piensa que es de hombres conducir de forma manual. Nuestros conductores no estaban muy convencidos con el cambio, sin embargo, la actitud cambió rápidamente, y ahora los que siguen conduciendo con cajas manuales envidian a los que disfrutan de las automáticas. Por desgracia, tendrán que esperar un poco hasta que cambiemos la flota entera y todos nuestros camiones sean automáticos”, dice Ben.

“Los camiones son muy fáciles de conducir, las cajas de cambios son inteligentes e intuitivas y, los conductores no tienen que estar pendiente del cambio de marchas”. Los conductores de Fresh Start estaban tan impresionados con sus nuevas cajas automáticas que hasta uno de ellos se acercó al director gerente para agradecerle el haberle ofrecido “el mejor camión que había conducido nunca”.

Los camiones Fresh Start recorren alrededor de 100.000 km al año y la empresa mantiene cada camión en la flota durante cuatro años antes de sustituirlo por otro nuevo. Son condiciones duras para un camión, la conducción con continuas paradas y arranques y tráfico intenso. Esto exige, que en nuestros camiones equipados con cambio manual, el conductor esté continuamente cambiando de marcha; una tarea pesada”, añade. En todas las rutas los camiones se cargan con hasta 6 toneladas de bollos en bandejas especiales que pueden descargarse fácilmente en las instalaciones de McDonald´s. Los camiones regresan con las bandejas vacías, lo que supone que normalmente vuelven con el 60% de la carga de salida. “Nuestro personal tiene una edad media avanzada y tenemos una buena retención del personal, ya que de media nuestros conductores llevan trabajando en Fresh Start más de 10 años. Tres de ellos llevan aquí unos 20 años, y con las cajas automáticas creemos que estarán aún más tiempo con nosotros”, puntualiza. “Los conductores que están contentos son más eficientes, por lo que también creemos que el buen rendimiento de las cajas automáticas atraerá a nuevos conductores”, añade. “Llegados a este punto, no me veo comprando otro camión manual para Fresh Start, las cajas automáticas de Allison son mejores en todos los sentidos”, concluye. Fresh Start adquirió en agosto de 2010 cinco nuevos camiones UD (Nissan) y otros cuatro Isuzu equipados con cajas automáticas Allison para dar servicio a McDonald´s en el área metropolitana de Sydney, Brisbane y alrededores.

La elección de las cajas automáticas de Allison se debe a la reducción de costes de mantenimiento y a la eliminación de la necesidad de realizar frecuentes y costosos cambios de embrague. La empresa añadió a su panificadora de Sydney cuatro camiones automáticos UD PK 10 y otro UD MK6 más pequeño, además de cuatro Isuzu FVD 1000 para las instalaciones de Brisbane. El resultado ha sido extremadamente positivo tanto en términos de mantenimiento como por las ventajas para los conductores. En la principal panificadora de Sydney, los cuatro UD PK 10 automáticos que incorporan la caja automática Allison de la Serie 3000 con seis velocidades se cargan todos los días y reparten panes de hamburguesa frescos a los McDonald´s de los alrededores en un radio de 200 km de la ciudad. Por su parte el camión más pequeño, el UD MK6 equipado con una Allison Serie 2500 y 5 velocidades automáticas distribuye durante 20 horas al día trabajando a doble turno. Da servicio al distrito de la sede central de Sydney y a lugares con restricciones de altura, principalmente centros comerciales.