Las empresas de transporte internacional pierden hasta un 50% de viajes

331

Astic alerta de que un 40% de las empresas declara que ha perdido entre un 25-50% de viajes durante el Estado de Alarma.

Empresa transporte

 

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), que engloba a las empresas de transporte y logística más importantes del país, ha realizado una encuesta entre sus afiliados en la que se refleja que las empresas del sector están registrando pérdidas de entre un 25% y un 50% de viajes, además de un incremento del 30% de media de kilómetros en vacío, es decir, improductivos, debido a la reducción de actividad económica por la pandemia del coronavirus.

Astic recuerda que este incremento de ineficiencia superior al 30%, especialmente notable en materias primas y distribución de vehículos y electrodomésticos, no está reflejado en las estadísticas de movimiento de vehículos, consumos de combustible o utilización de peajes, ya que no dejan de soportarse esos gastos, aunque se esté circulando sin carga en viajes de retorno, por ejemplo. Ello hace mucho mayor el efecto sobre las cuentas de resultados que ya supone la caída de pedidos de transporte, que se traduce en un menor número de viajes y, por tanto, de facturación.

Desde la patronal, se subraya que las empresas de transporte internacional no han cesado su actividad a pesar de los obstáculos de todo tipo que se han encontrado, sobre todo al inicio de la crisis, para garantizar la protección activa y pasiva de la salud de sus trabajadores: carencia de mascarillas, geles desinfectantes, guantes, cierre de las áreas de servicios de los aparcamientos, falta de colaboración por parte de los cargadores en los muelles de carga y descarga, etc. Según la encuesta realizada por Astic, el gasto medio extraordinario en medidas de protección para sus trabajadores ronda los 120 euros de media por empleado.

La suma de todos estos factores supone su estrangulamiento económico sin precedentes. “Hay que recordar que un camión sin carga no está exento de pagar peajes y, además, sigue consumiendo combustible, junto a otros gastos improductivos que impactan directamente en las cuentas de resultados de las empresas y que contrasta con el reducido 7% de retornos en vacíos que se habría logrado previo al COVID-19 gracias a inversiones en nuevas tecnologías, planificación y monitorización en tiempo real de flotas, así como mejoras en la actividad comercial”, ha señalado Ramón Valdivia, director general de Astic.