Luis Vigo: distribución para talleres en Barbastro

402

Transporte como ocio y oficio

 

Vigo, una familia con tradición transportista.

En la actualidad la distribución de gases para uso industrial centra al actividad de Vigo.

Luís Vigo regenta una empresa de distribución de materiales para talleres de caldedería, donde los camiones juegan un papel fundamental, que va mucho más allá de un simple trabajo. No en vano nuestro protagonista se ha convertido en todo un experto en las historia de compañías de transporte de la región aragonesa, a la vez que atesora una colección de detallistas maquetas realizadas por él mismo.

 

Luis Vigo nos saluda al volante de su MAN de la serie LE.

A Luis Vigo lo encontramos al final de una de sus jornadas laborales, en la base del negocio familiar situada en Barbastro, donde se ordenan los pedidos que diariamente sirven por la provincia de Huesca, él mismo y Manolo, al volante de una Mercedes Benz Vito y un MAN de 15 toneladas. En ambos casos se trata de unos vehículos exquisitamente mimados, no sólo en sus cuidados mecánicos, sinó también por los detalles a modo de pequeñas maquetas y recuerdos históricos de marcas como Pegaso y Mack que delatan que nos encontramos ante gente que ama el oficio del transporte.

Terreno pirenaico

Hace más de medio siglo, dos Pegaso Comet y un Ebro de morro, Thames Trader, la flota familiar de los Vigo.

Luís nos explica que sus rutas de servicio a talleres le llevan por la práctica totalidad de la provincia de Huesca, una zona que incluye algunos de los más bellos parajes del Pirineo Aragonés, de modo que aunque los kilómetros suelen ser pocos en ocasiones las dificultades pueden ser muchas: “Desde 1993 me puse a conducir en el negocio familiar, por aquel entonces con un Pegaso 1223 de la serie Tecno, y en todos estos años sólo tuve que dormir dos noches fuera de casa. Aunque sólo estaba en Benasque, pero en ambos casos me impedía volver a casa la nieve…Hoy en día con mejores carreteras y más medios para limpiarlas eso ya no sucede.”

 

Imagen histórica de un Pegaso Barajas trailer de Transportes Pirenaicos.

Impresionante conjunto capitoné de mudanzas de la empresa Ángel Zaragoza desafiando la climatología.

Si para realizar nuestros artículos dispusiéramos de tiempo ilimitado podríamos haber pasado días enteros escuchando batallitas del transporte pirenaico y es que como el mismo Luís Vigo nos explica:”Soy nieto de arriero. El primer camión que tuvimos en casa fue un Thames Trader de morro y después vinieron los Pegaso Comet…”

El veteranos Pegaso Comet participó en la caravana promocional del estreno de este modelo en 1960.

De hecho la oficina de la empresa se ha transformado en algo así como un templo dedicado a la historia del transporte local, pues la paredes aparecen decoradas con fotografía de camiones de transportistas de la zona, que recorrían las rutas aragonesas en los años 50, 60 y 70… Es la excusa para que nuestro amigo Luís Vigo dé un poco de rienda suelta a la nostalgia: “Aunque yo nací en 1971 lo cierto es que ya desde niño me gustaron los motores de todo tipo y me volvía loco ver los camiones que había por casa y los que pasaban por la carretera.

El interior de la cabina del Pegaso Comet permanece en excelentes condiciones.

El cuadro de instrumentos de los primeros Comet se situaba en el centro de la cabina.

 

Aunque los camiones de la época iban muy justos de potencia y tenían más averías, lo cierto es que el camionero tanía algo más de libertad, se ganaba mejor la vida y como que las viejas carreteras cruzaban las poblaciones podía parar en las ciudades. No pasaba como ahora en que sólo ves gasolineras y áreas industriales, por no hablar del compañerismo que reinaba entonces y lo que ves ahora por la carretera.”

Reconocimiento nacional

Luís y Manolo trabajan a diario al volante de la Mercedes Vito y el MAN.

Aunque Vigo es un tipo humilde y modesto, lo cierto es que en cuanto la conversación nos lleva al mundo de las maquetas a escala y los dioramas descubrimos la faceta  que a nuestro protagonista más fama le ha proporcionado y es que con sus creaciones en miniatura no sólo ha a parecido en diversas publicaciones relacionadas con el transporte, sinó que incluso en prensa general y  Aragón TV han aparecido algunas de sus creaciones. Luís destaca: “El pasado año en el concurso de maquetismo de Torrent en Valencia conseguí la medalla de bronce. Es un concurso de miniaturas en general, no centrado en camiones, y fue un auténtico orgullo porque es el certamen más importante en España y uno de los más destacados de Europa. Lo conseguí con un diorama de un Scania 142 madedero de morro, En esa maqueta me dediqué especialmente al diorama, el

A Luis le apasionan las miniaturas relacionadas con el transporte.

Una auténtica área de servicio en miniatura.

camino por el circula tiene charcos, el camión está sucio de grasa… Lleva cadenas por si lo tienen que remolcar colgadas del paragolpes delantero… Creo que una maqueta para estar completa necesita un diorama, tienes que colocar el camión en un pedazo de terreno que reproduzca su ambiente real. Si a eso le unes detalles de realismo como la suciedad o simular algún golpe, logras que la miniatura no parezca un juguete sinó un auténtico vehículo que al observarlo lleva tu mente a esa realidad que has tratado de reproducir.”

 

La oficina de Luis Vigo es una auténtica exposición histórica del transporte local.

Luís pertenece a los que piensan que en el transporte actual todo se ha reducido a un pulso electrónico, por eso le gusta rodearse de fotos y crear maquetas que le recuerda los tiempos en que el transporte estaba más lleno de vida. Y de paso los demás podemos admirar sus creaciones.

Con este Scania maderero Luis logró un importante premio maquetista.

Este Actros con bañera es una de las últimas creaciones de Vigo.

Uno de los primeros Comet

Junto al MAN y la Mercedes Vito que trabajan diariamente no podemos dejar de observar un venerable Pegaso Comet que aunque acusa el paso de los años y el poco uso, lo cierto es que presenta un estado de conservación envidiable. El pequeño camión, un Pegaso Comet de la serie 1090, es nada más y nada menos que el primer Comet que llegó a la provincia de Huesca. De hecho este camión participó en la caravana promocional organizada por el fabricante ENASA cuando lanzó en 1960 al mercado su revolucionario camión ligero Pegaso Comet. Luís Vigo no puede más que lanzar elogios sobre el viejo Comet, pues trabajó durante décadas hasta completar 2.000.000 millones de kilómetros recorridos… Y todavía hoy el viejo Pegaso sería capaz de arrancar. ¡Toda una lección de longevidad para los vehículos de hoy en día!