Nissan NV 200 1.5 Dci 7plazas

1926

Super ratón

Como que uno ya peina algunas canas, cuando le presentan un pequeño vehículo como éste con tantas cualidades, lo primero que le viene a la mente son las aventuras de Super Ratón, un diminuto super héroe de los dibujos animados de hace varias décadas. Y es que el NV200 ofrece mucho más de lo que sus contenidas dimensiones nos harían esperar de él.

Por Joan Garriga

El NV200 de Nissan es una opción muy manejabla y adecuada para trabajar en ciudad y calles estrechas con 7 plazas de capacidad.

El NV200 resulta uno de esos vehículos que llaman la atención desde el día en que uno ve la primera fotografía. Y es que pese a su aspecto, que lo asemeja en cuanto a arquitectura a un furgón de mayores dimensiones, lo cierto es que se trata de un vehículo de dos toneladas de peso total y que compite en su segmento con vehículos como el Caddie de Volkswagen o el Dobló de Fiat Professional. De hecho, dentro de la oferta de Nissan este vehículo substituye al antiguo Kubistar que era la versión de la casa de la antigua variante del Renault Kangoo. ¿Por qué destacamos todo esto?  Pues bien, porque el NV200 es algo así como un mini furgón compitiendo frente a los monocuerpo o furgonetas de estructura más clásica, donde el capot del motor ocupa una parte importante de la longitud total del vehículo.

La estructura en vertical, del NV200, facilita situar 7 plazas en un vehículo de sólo 4,4 metros de largo.

4,4 metros bien aprovechados

Y es que gracias a esa estructura característica del NV200, de un perfil especialmente vertical, estamos ante unos 4,4 metros, su longitud total, especialmente bien aprovechados, puesto que en esta versión para pasaje nos ofrece 7 plazas muy bien aprovechadas.  Gracias a esa verticalidad de que hablábamos, los ocupantes van sentados en una posición más recta que en otros vehículos y por tanto sin requerir tanto espacio para las piernas. Además el diseño de los asientos facilita por ejemplo replegar uno o los dos asientos de la tercera fila, recogidos en la pared lateral, lo cual facilita por ejemplo llevar a cinco o seis ocupantes y una zona de maletero bastante amplia, dado el contenido tamaño total del vehículo que conducimos.

Esta versión del Nissan NV200 para pasaje cuenta con un portón trasero de apertura hacia arriba.

Porque el contenido tamaño es una de las virtudes del NV200. Hay que saber lo que conducimos, si buscamos un furgón amplio el mercado nos da otras opciones, como el Primastar de la propia Nissan. El NV200 nos ofrece un volumen útil algo inferior  a esos vehículos, pero una maniobrabilidad muy superior, donde la anchura total, su carrocería no pasa de 1,69 metros, unida a los 4,4 metros de longitud nos facilitarán callejear incluso por barrios antiguos de estrechísimas callejuelas. Aquí es donde más se nota que conducimos un vehículo de una marca nipona, puesto que tratamos ante auténticos expertos de pequeños vehículos que tienen en la agilidad dentro de cascos urbanos congestionados una de sus mejores virtudes. Con el NV200 no es que podamos circular por donde cualquier turismo, sinó que muchos turismos de tamaño medio no pasarán por donde nosotros pasemos y eso sin olvidar que el NV200 nos ofrece 7 plazas y casi 700 kilogramos  de carga útil.

Maniobras televisadas

El Nissan NV200 destaca por sus contenidos costes de utilización.

En la versión probada se nos ofrecía el mayor nivel de equipamiento disponible, con climatización independiente para plazas delanteras y traseras, elevalunas eléctricos, cristales tintados y… ¡Cámara de visión trasera! Este elemento, que en ocasiones puede parecer un lujo asiático, aquí pese al origen asiático de la marca, que sin embargo fabrica en Barcelona, sin embargo se nos presenta como una práctica utilidad. Y es que en el cuadro de mandos no debemos sacrificar un espacio para una pantalla que sólo reuslta útil durante las maniobras marcha atrás.

Puesto de conducción del Nissan NV200.

No, aquí en el mismo espacio donde normalmente se nos indica el nivel de gasoil y el cuenta revoluciones, se transforma en pantalla de televisión cuando engranamos la marcha atrás.

El asiento del acompañante puede transformarse en una práctica mesilla si viajamos solos.

Se nos ofrece una completa y clara panorámica de los metros que hay tras nuestro parachoques trasero y lo cierto es que es una estupenda ayuda para las maniobras que nos encantaría ver también en vehículos de mayor tamaño, sobre todo en los furgones sin ventanillas traseras, que tarde o temprano sitúan a su chófer ante comprometidas maniobras sin la correcta visión.

Cuadro de indicadores del Nissan NV200.

Carácter ciudadano

Para movernos disponemos de un más que probado y eficaz motor diesel de cuatro cilindros con 86CV de potencia máxima. Se trata del conocido propulsor 1.5 litros Dci disponible en varios modelos tanto de la propia Nissan como de la casa madre Renault. Aunque no reuslte una potencia desbordante, si que nos ofrece la agilidad necesaria para un vehículo pequeño y que además tiene en la ciudad su ámbito más lógico de aplicación.

Junto al velocímetros tenemos la indicación de rpm y nivel de combustible…

…se transforma en la pantalla de visión trasera al engranar la marcha atrás.

Lo cierto es que sin ser su ámbito propio, el NV200 1.5 Dci tampoco se desnvuelve mal por carretera, durante nuestra toma de contacto a lo largo de más de mil kilómetros este vehículo mantuvo un consumo de 6,8 lts/100 kms. A buen seguro más alto que el oficial o que el que podríamos haber obtenido en una prueba de consumo. Nosotros conducimos en situación normal, tanto por ciudad como por carretera abierta y en situación de media carga.

El plegado del respaldo facilita acceder a las dos plazas traseras.

Las dos plazas de la tercera fila ocupan el maletero…

…pero son fácilmente plegables sobre el lateral.

Junto a esta apreciación, otra: realmente no disponemos de una potencia desbordante pero si que vamos al volante de un pequeño y ágil furgón que resulta cómodo de conducir. Quizás más cómodo de lo que su reducido tamaño externo nos haría suponer a priori.

Cambio de marchas manual en el tablero.

Entre los asientos delanteros disponemos de un pequeño cofre.

En resumen, que el NV200 resulta una sorpresa agradable, destaca por su maniobrabilidad y la gran capacidad de carga que nos ofrece a cambio de unas dimensiones ciertamente contenidas. Una opción a tener muy en cuenta en el ámbito más ligero del transporte.

Ficha Técnica Nissan NV 200 1.5 Dci 7 plazas

Motor: Turbo diesel de cuatro cilindros, 1.461 cm3 de cilindrada.

Potencia máxima: 86 CV

MMA: 2.000 kilogramos( Más remolque de 640 kgs sin freno o 1.100 kgs con freno)

Tara: 1.365 kgs.

Dimensiones: Longitud(4,4 metros),ancho (1,69 metros), Alto(1,85 metros).

El motor 1.5 Dci aquí rinde 86CV y es uno de los mejores argumentos de presentación del Nissan NV200.