Schmitz Cargobull y el mercado de semirremolques

280

De nuevo hacia delante

Schmitz Cargobull cuenta con una completa red en España.

Interior de uno de los frigos Schmitz Cargobull SKO.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El líder europeo del mercado de semirremolques para el transporte pesado, la marca alemana Schmitz Cargobull, parece decidido a dejar atrás la crisis que todavía nos azota, de modo que en sus objetivos marcados hasta 2016 espera duplicar el nivel de producción alcanzado durante el ejercicio 2010-11. Por Eugeni Gallego y Joan Garriga

Schmitz Cargobull con presencia en prácticamente todo el continente europeo resulta un buen termómetro de la situación de nuestro sector, tras registrar un nivel mínimo de actividad durante 2009-10 con 12.818 semirremolques fabricados, que sin embargo se han duplicado durante el ejercicio 2010-11 alcanzando los 36.053 semirremolques. Con esto parece que los alemanes certifican el fin de la crisis en el transporte europeo y se marcan el ambicioso objetivo de volver a duplicar sus ventas, alcanzando los 76.000 semis fabricados para 2016, con lo cual volverán a superar su mejor año anterior, con 66.692 unidades alcanzadas en el año 2007-08. El bache económico, salvo nuevos sustos a nivel mundial, habrá perdurado así prácticamente una década entera.

Liderazgo europeo

Con su gama de semiremolques frigoríficos Schmitz Cargobull cosecha estupendos resultados de ventas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Schmitz Cargobull se enorgullecen de superar los difíciles tiempos económicos que nos envuelven habiendo mantenido la plantilla de trabajadores e incluso aumentándola y conservando en todo momento las cifras de resultados en positivo. Buena prueba de ello es la cuota de mercado de que disfruta la marca alemana de semirremolques. En lo referido a frigos en su mercado nacional mantiene un impresionante 80 por ciento de cuota de mercado, que baja a un nada despreciable 43 por ciento de cuota europea, es decir que poco menos de la mitad de los semis frigoríficos vendidos en Europa corresponden a la marca del elefante.

En la actualidad la cuarta parte de los semis con lonas vendidos en Europa son fabricados por Schmitz Cargobull.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el caso de las lonas correderas Schmitz Cargobull tiene una cuota del mercado alemán del 38 por ciento, 25 por ciento a nivel europeo. Para basculantes en el mercado alemán su cuota es del 41 por ciento, mientras que a nivel europeo baja hasta el 13 por ciento. Si analizamos el incipiente mercado de plataformas porta-contenedores, a nivel alemán la cuota de Schmitz es del 22 por ciento, un 9 por ciento a nivel europeo.

En España

Interior de un semi con lona corredera de la marca Schmitz Cargobull.

Interior de uno de los frigos Schmitz Cargobull.

Hasta agosto de 2011 la cuota de la marca en el mercado español fue del 21,9 por ciento, gracias a la matriculación de 935 semiremolques, en un mercado como el español donde se han matriculado entre enero y agosto de 2011 un total de 4.279 remolques y semis. En ambos casos las cifras representan un incremento respecto a 2010, pues si bien el mercado general se recuperó en nuestro país un 26,3 por ciento, el crecimiento de Schmitz Cargobull fue mucho mayor, comiéndole cuota a sus competidores al alcanzar un crecimiento en sus matriculaciones del 62,6 por ciento. Del total de semis Schmitz matriculados en España hasta agosto de 2011 344 fueron frigos, siendo en este segmento donde el crecimiento obtenido ha sido más notable respecto al año anterior, con un 104,8 por ciento. Así las cosas en la actualidad la cuota de Schmitz en el mercado nacional de frigos supera el tercio del mercado total, con una participación del 36,3 por ciento. En cuanto a semis de lonas se mantiene a la zaga, con una cuota del mercado español del 29,3 por ciento de este tipo de semirremolques.

Las claves del éxito

Schmitz Cargobull garantiza su marca propia de ejes durante un millón de kilómetros.

Aunque la presencia de Schmitz Cargobull en el mercado español ha tenido como principales protagonistas sus semis frigoríficos y de lonas para carga general, lo cierto es que este fabricante también cuenta con gamas de furgones, basculantes y portacontenedores, siendo estos dos últimos tipos donde espera obtener mayores niveles de crecimiento, para sí alcanzar en 2016 una cuota líder en el mercado español de semis del 40 por ciento.

Como ejemplo de los productos más comunes de Schmitz en nuestro mercado pudimos observar un semi frigorífico de la serie SKO y uno de lonas correderas SCS X-Light. En el caso del frigo Schmitz tiene en su material de desarrollo propio, el ferroplast, uno de sus mejores argumentos. Este material ofrece excelentes cualidades para el aislamiento térmico, combinado con una gran resistencia a los golpes, lo cual permite asegurar que durante la vida útil del semi y las manipulaciones propias de la carga y descarga se conservarán al máximo sus cualidades.

La personalización alcanza complementos como cajones y bidón para agua.

También puede incorporarse control de presión para los neumáticos del semiremolque.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La nueva generación de frigos SKO COOL no sólo se beneficia del actual Ferroplast de cualidades mejoradas, sinó que además han visto 18 aspectos de su estructura mejorados para incrementar su resistencia y durabilidad, sin incrementar el peso. Esto se nota en detalles como los cierres de las puertas y la zona trasera, resistente y fácil de limpiar, a la vez que en perfiles internos ahora en acero en lugar de aluminio, que mejoran su resistencia y mantienen el peso. Además la iluminación interior ahora se realiza mediante leds y su perfil empotrado, como el de las fijaciones, facilita aprovechar al máximo el volumen útil de la bodega de carga.

Sometido a dieta

Los dirigentes de la marca durante la presentación en el mercado español.

En el caso del semi con lonas para carga general se ofrece en la serie X-Light ganancias en la carga útil gracias a su menos peso en vacío. Schmitz destaca por la tecnología propia de alto nivel que emplea en sus vehículos. Buen ejemplo de ello es el sistema integrado de control de presión en los neumáticos de las ruedas de sus ejes con sistema ROTOS, que contribuyen a disminuir la resistencia al avance.  Pese a su denominación comercial ROTOS, que corresponde a unas siglas que recuerdan a la rotación y nos confirman que ningún responsable de este apartado técnico en Schmitz Cargobull conoce su significado en español, lo cierto es que ya se han fabricado 250.000 ejes con este sistema. En la actualidad Schmitz Cargobull ofrece una garantía de 1.000.000 de kilómetros o seis años de duración.  Los ejes ROTOS destacan por sus rodamientos sin mantenimiento, frenos de disco con innovador sistema de ventilación, en los que además las pinzas de freno son de bajo peso.

Schmitz Cargobull ha duplicado su producción y espera volverlo a hacer de aquí a 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se ofrece suspensión neumática regulable en altura y el sistema EBS de frenos con gestión electrónica incluye de serie la gestión del sistema de control electrónico de la estabilidad, RSP (Roll Stability Program). De este modo todos los semis producidos por Schamitz Cargobull cuentan con una central electrónica, de modo que resulta simple incorporar otras funciones telemáticas como es el control de los mantenimientos de frenos, supervisión de la presión en los neumáticos, servicios de gestión de flotas, etc. Así mismo el fabricante alemán ofrece sus propios servicios en aspectos como las soluciones telemáticas de control y gestión de flotas o en el apartado de los servicios financieros, tan importantes hoy en día.