Se inician las obras de la nueva planta de ensamblaje DAF en Brasil

83

El pasado mes de enero, la empresa PACCAR colocó la primera piedra de su futura planta de ensamblaje de DAF en Ponta Grossa, Brasil, dando así por iniciada la construcción de unas instalaciones que reportará a la empresa americana una mayor presencia en el mercado latinoamericano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al acto de colocación de la primera piedra asistieron la plana mayor de los directivos de PACCAR y las más altas autoridades locales, encabezadas por el Gobernador del estado de Paraná, Beto Richa y el alcalde de Ponta Grossa, Pedro Wosgrau. La ceremonia fue presidida por Mark Pigott, presidente y CEO de PACCAR, y por el presidente de DAF Caminhoes, Marco Davila.

Entre los asistentes al evento también estuvieron los socios proveedores de PACCAR, las principales compañías de transporte de Brasil y diversas autoridades educativas, por la implicación que tiene el proyecto para el futuro de la región brasileña.

Estas nuevas instalaciones de ensamblaje que DAF comienza a construir en Brasil significa un desarrollo estratégico muy importante para PACCAR, ya que Ponte Grossa ofrece numerosos atractivos para el inversor. Por un lado, ofrece una excelente mano de obra, mientras que por el otro, su privilegiada situación geográfica le sitúa cerca de socios proveedores estratégicos y a pocos kilómetros del Puerto de Paranaguá.

La construcción de la planta de ensamblaje, de 30.000 m2 en un área de 200 hectáreas, cuenta con una inversión de 200 millones de dólares, y está previsto que finalice en 2013. Serán unas instalaciones que contarán con la más alta tecnología y donde estarán presentes todos los protocolos para que sea respetuosa con el medioambiente.

En principio, el objetivo de la planta será el ensamblaje de los vehículos DAF de calidad Premium XF, CF, y LF, y también el motor líder de la industria PACCAR MX. De esta forma, esta planta fabricará camiones DAF para todo Brasil y el resto del mercado latinoamericano. Dichos camiones serán distribuidos a través de una red de concesionarios independientes DAF.

A medida que los niveles de producción de DAF aumenten, se espera contratar hasta 500 empleados. Para aumentar la cualificación del personal, DAF Brasil está trabajando estrechamente con la Universidad del Estado de Ponta Grossa, la Universidad Federal de Tecnología y otras escuelas técnicas de la región, con el fin de poder contar con la comunidad local para este ambicioso proyecto.