Una semana movidita… (20-11-14)

    75

    Sí, bueno, en principio en este mundo del transporte, sea como periodista o como protagonistas a vuestro estilo, sentados al volante, todas las semanas resultan moviditas…¡Y que dure! ¿Verdad? Pero estamos en una semana que se iniciaba con la desconvocatoria de huelga, si la de la devolución de ese atraco realizado sin respaldo legal y que todo parece indicar que va a terminar en un «Ni pá ti ni pa mi» al estilo de cualquier mercadillo. Todo muy profesional y muy «Marca España». En fin…Pero también es una semana en la que se ha ido extendiendo la noticia acerca de la próxima entrada en vigor, falta el correspondiente reglamento que desarrolle la ley, de las nuevas masas y dimensiones autorizadas para los vehículos pesados en España.

    Lo cierto es que al final se ha optado por permitir en ciertas condiciones la circulación de las llamadas eurocombinaciones, es decir conjuntos de vehículos de hasta 25,25 metros de longitud y 60 toneladas de peso total. Ello implica un mínimo de 7 ejes, con lo cual el peso por eje es similar al de los actuales trailers de 5 ejes y 40 toneladas… La gracia del asunto está, volviendo a la frase anterior, en el «ciertas condiciones». 

    Imagen

     

    Imagen

    Parece que los euro-combi se limitarán a ciertos recorridos y cuando enlacen dos centros logísticos adecuadamente preparados. Vamos, que se adivina una nueva categoría de transportistas, especializados en rutas fijas para unos clientes fijos que podrán jugar en una especie de división de honor con vehículos de mayores prestaciones, que cargarán un tercio más de mercancías que los del resto de los mortales. Una de las claves para ver como evoluciona a partir de ahora nuestro sector estará en ver qué condiciones deberán cumplir los conductores y los camiones que traccionen dichas combinaciones, que pueden pasar por diversas configuraciones de vehículos, algunas con varios remolques. Por ejemplo se habla de la necesidad de un nuevo carnet o de unos requisitos, antigüedad y años sin sanciones, que debería cumplir el conductor de un 60 toneladas. Eso significaría crear una nueva categoría de profesionales del volante que a buen seguro deberían ser más valorados y por tanto lograr mejor remuneración, pues su trabajo sería bastante más rentable que el de los actuales compañeros al volante de como mucho un 40 toneladas. Así mismo, pensando en la empresa de transportes, si logras un cliente con una de estas rutas especializadas enlazando dos centros logísticos con una combinación de 25,25 metros es probable que dicho cliente te asegure un período más o menos largo de ocupación, ya que ese tipo de transporte, a menor coste por tonelada transportada, no lo va a poder negociar viaje a viaje con el primero que pase. Vamos, que bien aplicado, el uso de las combinaciones de mayor capacidad podría dar al sector un mayor grado de estabilidad y profesionalidad… ¿O será verdad eso de cobrar lo mismo por viaje sea cual sea la capacidad del camión? Si fuera así, la verdad, olvidaos de los 60 toneladas o incluso del trailer de toda la vida con sus 40 toneladas. Si de verdad vas a cobrar lo mismo por el viaje, cargues lo que cargues, olvida el camión. Lo más práctico es cambiárselo a un pizzero por su moto y verás como ahorras un pastón en neumáticos y gasóleo. ¡Y a vivir!