Ya está operativo el centro de Allison Transmission de Hungría

77

Desde el pasado 4 de octubre ya está operativa la moderna fábrica que Allison Transmission, líder mundial en fabricación de cajas de cambio totalmente automáticas para vehículos comerciales, ha construido en Szentgotthárd, Hungría. Actualmente ya se están produciendo las cajas de cambios de las series 3000, 4000 y Torqmatic®. Estas cajas de cambios completamente automáticas se utilizan en autobuses urbanos, vehículos de construcción, distribución y reparto, bomberos y emergencias, tractores, lanzaderas, vehículos de recogida de residuos, etc.

Factoría húngara de Allison Transmission.

Hasta ahora, Allison Transmission compartía con General Motors Opel Hungría un mismo centro de producción, colaborando las dos marcas en algunos proyectos en común. Ahora, con la independencia que ofrece contar con su propio centro de producción, los planes de la empresa norteamericana pasan por cubrir la gran demanda de sus productos existente desde 2005, resultado de la expansión de sus operaciones en Hungría. 

Además de la inauguración de la nueva fábrica, Allison Transmission también ha presentado el Centro de Experiencias y Pruebas para Clientes que incluye una pista de pruebas de 60.700 m2 en las mismas instalaciones.

Las nuevas instalaciones incluyen una zona de pista de pruebas para todo tipo de vehículos.

Este Centro de Experiencias y Pruebas para Clientes nace con el fin de dar un mejor servicio a su  cartera de clientes. De esta forma, los clientes de la marca tendrán la posibilidad de probar las excelencias de las cajas de cambio de Allison en diferentes vehículos por la pista de pruebas, ya que cuenta con una variada flota de vehículos que incluyen cabezas tractoras, vehículos de distribución, hormigoneras, vehículos de carga pesada, camiones de bomberos, autobuses y otros vehículos comerciales.

Esta iniciativa de poder probar las cajas de cambios automáticas en el circuito, viene precedida por el enorme éxito que han logrado con los clientes y los fabricantes que han visitado la pista de pruebas que Allison posee en Indianápolis. Así, los clientes aprenden sobre la tecnología de las cajas de cambios y valoran las ventajas de Allison gracias a su experiencia personal en un recorrido de prueba. Para Lawrence Love, director internacional de marketing de Allison Transmission, “los clientes valoran esta experiencia de aprendizaje, que se convierte en un factor importante a la hora de decidir sobre su compra”.

Durante la inauguración de estas instalaciones, Allison también anunció que en pocas semanas se terminará de construir un nuevo Centro de Personalización para poder “customizar” las cajas de cambios antes de su exportación. De esta forma, al tener en cuenta los requisitos específicos de cada cliente, se reduce el tiempo de montaje de la cadena cinemática del vehículo, y se incrementa la eficiencia de fabricación de los OEM.

Allison Transmission es el mayor fabricante mundial de cajas de cambio totalmente automáticas para vehículos comerciales, militares y sistemas híbridos de propulsión para autobuses de tránsito. Sus transmisiones se utilizan en todo tipo de aplicaciones incluyendo camiones (de distribución, recogida de residuos, construcción, bomberos y emergencia), autobuses (principalmente de colegio y tránsito), caravanas, vehículos todoterreno y equipos especiales (principalmente para el sector de la energía y la minería) así como vehículos militares (de ruedas y de cadenas). Allison se fundó en 1915 y tiene su sede en Indianápolis, EE.UU. Cuenta con 2.750 empleados y está presente en 80 países, con una red de 1.500 distribuidores y concesionarios independientes.