Camiones quitanieves

1740

Nieve y camiones

 

Si el día empieza así es seguro que veremos algún quitanieves.

En nuestro país trabajan más de 1.300 máquinas quitanieves.

Durante el invierno a la que el termómetro baja de cero y aparece la nieve el transporte no podría cumplir su función para poner en funcionamiento la economía si no fuera por una amplia flota de máquinas quitanieves. Unas máquinas que, de hecho, no son más que camiones perfectamente adaptados a esta tarea tan especializada como exigente, tanto a nivel mecánico como humano.

 

 
 
La gran red de autobahn alemanas en invierno requiere una gran flota de máquinas quitanieves en marcha.
 

 
En fila de a uno, dejando buena distancia y con muuucho cuidado se circula.
 

 
Las cadenas o los neumáticos de invierno son imprescindibles si no aparecen las quitanieve

Un camión utilizado como máquina quitanieves precisamente cuando más debe circular es cuando el resto de pesos pesados de la ruta se detienen, ya sea por prudencia o bien por algún patinazo siempre peligroso. Con las bajas temperaturas la adherencia es una de las primeras víctimas, de modo que incluso antes de caer el primer copo de nieve la calzada suele resultar traicionera, pues la humedad se transforma en hielo. Así lo que habitualmente denominamos quitanieves es un camión que en la mayor parte de las ocasiones combina la presencia de una pala quitanieves en el frontal para despejar la vía, con un depósito junto a un sistema para esparcir la sal o potasa, que contribuye eficazmente a retrasar la congelación de las carreteras.

Anticongelante y 4X4

 

Un espectacular MAN TGS de cuartro ejes transformado en máquina quitanieves.

Por ello un camión convertido en vehículo quitanieves normalmente será un modelo dotado de tracción total, según el tamaño total de los equipos que deba manejar y las vías que deba limpiar, normalmente en configuración 4X4 de hasta 18 toneladas o bien de tres ejes 6X6. Aunque en nuestro país no resultan habituales, en lugares más habituados a la nieve y por tanto a tener que recurrir con frecuencia al empleo de los quitanieves,

 

Para mantener el transporte en marcha en nuestro país se esparcen más de 230.000 toneladas de sal.
 

existen equipos de mayor capacidad. Por ejemplo montados sobre chasis cuatro ejes 8×4 y 8×8 que no sólo permiten mayor capacidad en el depósito de material fundiente, sinó que la propia pala quitanieves puede ser mucho mayor. Así se pueden ver en las autovías alemanas camiones quitanieves con una pala frontal unida a otra lateral de modo que de una sóla pasada un único camión es capaz de limpiar dos carriles de nieve en la autopista.

Cuña o teja

 

Aunque haya nevado los alimentos deben llegar igualmente a su destino.

Las palas que se instalan en el frontal pueden ser de varios tipos, pues además de la típica cuña, que siempre resulta eficaz pero limita su trabajo a la anchura de un carril, tenemos otros diseños como son las tejas, rectas, que permiten orientarse a un lado u otro para combinar el trabajo de varias de ellas e ir despejando carriles de vías más anchas. Para casos más extremos, quedan otros equipos tipo fresadoras, que ante grandes alturas de nieve sobre la carretera son capaces de excavar caminos para abrir de nuevo la circulación en vías de alta montaña.

Quien espera…

 

Gracias al despliegue de estos equipos el transporte es posible durante los meses de invierno.

Desespera, ya se sabe. Cuando la nieve o un agente de la autoridad te detiene y ves pasar tu tiempo frente a los copos de nieve sin poder trabajar no tarda en surgir la queja ante la falta de medios, aunque lo cierto es que en nuestro país durante el invierno el ministerio de Fomento destina al mantenimiento de las principales vías, 1.330 máquinas quitanieves que reparten durante la campaña de invierno 231.000 toneladas de sal o material fundente.

 

El Unimog de Mercedes con sus excelentes cualidades todoterreno es un buen quitanieves.

Para grandes grosores de nieve se usan fresas cortadoras.

Un despliegue que pese a todo puede verse superado por otro poder mucho mayor: el de la madre naturaleza cuyo poderío a modo de grandes nevadas puede dejar a un país inmovilizado por muchas máquinas quitanieves que sea capaz de movilizar. Esperemos no tener que comprobarlo demasiado a menudo y de paso dedicamos estas líneas como homenaja a los hombres que manejan dichos equipos y que salen a trabajar en las rutas cuando todos los demás intentamos apartarnos de ellas y permanecer en lugar seguro.

Si quieres descubrir como se limpiaba de nieve el Puerto de Pajares en los años 50 haz click aquí.

Para conocer el estado de las carreteras haz click aquí.