El Corredor Mediterráneo en permanente colapso

66

Protestas de los transportistas por los peajes de la AP7

En Tarragona la Ap7 no cuenta con una alternativa libre de peaje y válida para el transporte.

En esta ocasión algunos ayuntamientos se ponen del lado del transporte.

Los transportistas, tanto de mercancías como de viajeros, se han manifestado en la zona de Tarragona ante los peajes y la posibilidad de que se vean obligados por la administración a tomar obligatoriamente vías de peaje.

Muchos tramos de la N-340 están permanentemente colapsados en Tarragona.

Lo novedoso en esta ocasión es que la protesta no parte únicamente desde el sector del transporte, sinó que algunos ayuntamientos que sufren el colapso de los tramos de la N340 sin desdoblar también han protestado junto a los transportistas de la zona.

En la provincia tarraconense el turismo y la industria química generan mucho tráfico.

Aymat, al frente de la FEAT organización del transporte en Tarragona.

José Luís Aymat es Director de la FEAT (Federación Empresarial Autotransporte de Tarragona): “Nosotros constatamos que aquí tenemos infraestructuras insuficientes, lo cual en esta zona se traduce en un colapso absoluto de la N-340.

Los transportistas en Tarragona se han manifestado contra los peajes obligatorios y la falta de infraestructuras.

Sin embargo además desde las administraciones se han tomado una serie de iniciativas totalmente erróneas ante ello. Así por un lado la Generalitat nos desvía obligatoriamente por vías de peaje sin dar ninguna solución y por el otro lado desde el gobierno central se crean 11 nuevas rotondas en el trazado de la N-340 que convierten esa ruta nacional en una especie de tramo urbano muy poco adecuado para soportar el tránsito de vehículos pesados. Nosotros lo que pensamos es que la solución inmediata sería en esos tramos de mayor colapso liberar la autopista AP7 de peaje para los camiones. Y en todo caso se debería abrir un período de negociación entre el sector y todas las administraciones, desde Generalitat a gobierno central y los ayuntamientos, para encontrar una solución válida para todos a medio y largo plazo. Algo que no se ha hecho.

La única inversión estatal en la N-340 ha sido llenarla de rotondas poco adecuadas a los vehículos pesados.

Hay una serie amplia de posibles soluciones y más teniendo en cuenta que la concesión actual de la autopista finaliza en 2019. Se podría pensar en una solución de peaje abierto, otra sería acabar la A7 gratuita que ya existe en algunos tramos. Lo que falta es encontrar un consenso para solucionar el problema actual que sufrimos y que está causando muertes en la carretera.

Lo que está claro es que como solución inmediata no estamos de acuerdo ni en que se hagan 11 rotondas ni en que se prohíba el paso de camiones. Y mientras seguimos con el problema, los transportistas sin infraestructura adecuada y las poblaciones bien acuciadas por un grave problema de siniestralidad, bien simplemente sufriendo interminables atascos en la época estival.”

Veremos en estos tiempos de turbulencia política si desde alguna administración se hace caso al sector del transporte, tan necesario para que nuestra economía funcione, que denuncia el colapso que sufre una infraestructura tan vital para la exportación de muchos productos españoles. Desde luego, obligar a los camiones a tomar el peaje en esta zona no ayuda, pues por un lado puede incrementar los costes por camión y mes en unos 800 euros para los usuarios habituales de la zona además de causar pérdidas de tiempo debido al mayor recorrido que se hace tomando la vía de peaje frente a otros tramos de la N340. Esperemos por el bien de todos que alguien se tome en serio solventar esta situación.