El sistema I-See de Volvo Trucks amplía su funcionalidad gracias a un servidor central

142

La nueva versión del I-See que ha presentado Volvo Trucks tiene la novedad de que los datos que antes se almacenaban en el propio camión, ahora se envían a un servidor central para poderlos compartir con el resto de vehículos que tengan I-See instalado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El I-See es un sistema de lectura de pendientes que funciona a través de la línea motriz y un GPS y que permite un ahorro de combustible de un 5%. El sistema almacena los datos topográficos de una pendiente, y cuando el camión vuelve a pasar por ella, realiza las órdenes pertinentes para conseguir una conducción eficiente y un mayor ahorro de combustible. Por ejemplo, aumenta la velocidad del camión cuando se aproxima a la pendiente o evita una aceleración innecesaria justo antes de iniciar el descenso.

La novedad actual es que la valiosa información que ofrece el I-See se comparte ahora con todo el mundo que posea el sistema. Es decir, hasta ahora, la información que recogía un camión sólo servía para él mismo. Con el nuevo sistema, esa información se envía a un servidor central que ofrece los datos topográficos al resto de los camiones con I-See.