El Team Iveco-Derooy consigue la máxima expectación de Les Comes 4X4

72

La 5ª edición de Les Comes 4×4 Festival, con más de 50 expositores, ha conseguido su récord en participación con unas 10.000 personas y 900 vehículos 4×4 el sábado y 900 más el domingo. Los vehículos 4×4 que acudieron a Les Comes (Súria), disfrutaron de 70km de pistas de diferentes niveles de dificultad y de una agenda llena de actividades relacionadas con el motor.

 

 

 

 

La máxima expectación se dio con la exhibición del Dakar donde, el protagonista fue el camión IVECO ganador del Dakar 2016 de la mano de Gerard De Rooy y Moi Torrallardona. Gerard De Rooy participaba por primera vez en el Dakar en 2002, a los 22 años de edad actuando como navegante en la cabina del camión conducido por su padre; el legendario Jan de Rooy. Desde que en 2010 iniciase la participación en la categoría de camiones a través del team Iveco-Derooy, el hijo ya ha superado el palmarés del padre gracias a las dos victorias, 2012 y 2016, que ha logrado en la categoría de camiones del Dakar.

 

 

 

El equipo Iveco-Derooy luchó duramente frente a Kamaz en 2015 aunque se le escapaba la victoria y logró el primer puesto además de en la edición de 2016 en la de 2012. Por otro lado, el navegante del camión Iveco Powerstar 4X4 pilotado por Derooy era el catalán Moi Torrallardona, quien se convierte así en el primer ganador de nuestro país en la general de camiones.

 

 

 

 

Los camiones de Pep Vila y los coches de Xavi Foj y Rubén Gracia completaron la muestra de los pilotos del Dakar. El también manresano, Pep Vila, es otra de las piezas clave del Team IVECO-Derooy, gracias a sus actuaciones como “mochilero” o asistencia rápida, que le han permitido durante los últimos años mantener su Iveco Trakker en los puestos de cabeza del Dakar. Atesora un palmarés como piloto de camiones de carreras en el Dakar. Participó en 12 ediciones, sólo abandonó en 2006 y fue sexto, al volante de su IVECO Trakker 4×4 en el año 2011. Únicamente en dos ocasiones, cuando participaba puramente como asistencia de otros equipos, ha terminado el Dakar por detrás del puesto 15º.

 

 

 

Junto a Pep Vila su navegante Xavi Colomé, es el otro español de este equipo holandés, junto a unos camiones como los Trakker que Iveco fabrica en sus instalaciones de la factoría de Barajas, Madrid. Todos los pilotos, además de Albert Llovera y Lucas Cruz, compartieron sus experiencias del Dakar en una conferencia.

Powerstar y Trakker

Este año el team Iveco-Derooy volvió a confiar en los Iveco Powerstar, con la cabina torpedo, con el cual logró la victoria final, junto a los camiones de asistencia rápida Trakker 4X4 fabricados en las instalaciones de Iveco en Barajas.

 

 

 

El Powerstar no se comercializa en el mercado europeo, aunque mantiene las características mecánicas básicas de los Iveco Trakker. El Trakker, como el que conduce Pep Vila, es un 4X4 con chasis de largueros que en incorpora una transmisión manual de 16 relaciones. Su motor, es un seis cilindros en línea turboalimentado con turbo de geometría variable con una cilindrada de 13 litros. La versión de competición del Cursor 13 FPT (Fiat Power Train) incrementa su potencia máxima desde los 560 CV del modelo de serie hasta los 950. Los camiones del equipo pesan unas 9 toneladas en carrera, los Trakker se acercan más a las 10 toneladas en competición porque cargan repuestos.

 

 

 

La principal diferencia entre los Trakker es su distinto reparto de pesos. El Powerstar sitúa el habitáculo en una posición más central y por tanto sus ocupantes no resultan tan castigados en los baches a 140 Km/h. La parte trasera de los IVECO Trakker, destinada a los recambios, ruedas de repuesto y depósitos de gasoil, es algo más larga para así poder realizar su asistencia rápida. A lo largo de las ediciones en que ha tomado parte este equipo en el Dakar las principales incidencias han resultado los vuelcos, pinchazos y golpes.