¿Empieza el fin de ‘La jungla’ de Calais?

87

La situación insostenible de Calais reúne a transportistas, agricultores y vecinos de la zona en una manifestación en contra de los constantes ataques de los refugiados.

Hace unas semanas nos hacíamos eco del último ataque a un camión de transporte español en la zona conocida como ‘La jungla’, en Calais (Francia). La situación se ha tornado insostenible y así lo demuestra la alta participación en las protestas de denuncia que han empezado a llevar a cabo transportista y agricultores franceses este lunes.

Las manifestaciones piden a las autoridades francesas el desmantelamiento del mayor campo de refugiados de Francia, cuanto antes mejor. El pasado viernes el ministro del interior, Bernard Cazeneuve, anunció dicho traslado pero los transportistas no se fían. Por eso casi un centenar de camiones iniciaron la marcha lenta hacia Calais, en un bloqueo sin igual en la autopista A16. Las demandas son sencillas, seguridad para aquellos camiones que circulen por dicha autopista y la circunvalación portuaria más importante para llegar al Reino Unido.

El campamento de Calais se ha convertido en un problema grave para el gobierno francés. Los refugiados que pretenden entrar en París y no lo consiguen se aglutinan. Más de 10.000 hombres y mujeres, 900 menores sin familia a la espera de soluciones y la tensión de las diferencias étnicas y religiosas suponen un reto para el país galo. Mientras tanto, los transportistas sufren las consecuencias de la falta de comida, salubridad… las redadas para conseguirla de la peor forma, atacando a los camiones.