¿Europeos de primera o alemanes de segunda? (26-06-13)

    52

    Últimamente no parece que Europa, no el continente geográfico sinó la supuesta Unión Europea, se esté rompiendo sinó más bien que nos la estén rompiendo en la mismísima cara. Aunque casos puntuales de abusos sufridos por algún transportista español por las rutas europeas surgen de cuando en cuando desde que los primeros Pegasos con placa TIR se atrevieron a cruzar los Pirineos, lo cierto es que de un tiempo a esta parte dichos abusos no sólo se empiezan a generalizar sinó que además parece que los llevan a cabo autoridades en ciertos países para congraciarse con sus compatriotas en unos tiempos en que el extranjero empieza a ser el culpable de todos los males. Y,claro, un transportista de internacional suele ser ese extranjero allá por donde circule, siempre a mano para que la autoridad abusiva de turno atropelle sus derechos para demostrar a su opinión pública que los peligrosos extranjeros se mantienen a ralla.

    Los abusos ahora llegan a modo de supuesta preocupación por la seguridad vial. En algunos lander alemanes parece ser que la policía está dispuesta a acabar con todos los camiones peligrosos y, por lo visto, el mayor peligro de un camión consiste en no lucir una bonita placa de matrícula alemana en su frontal.

    La última moda en las autobahn consiste en que una patrulla de carreteras recorra los aparcamientos a la búsqueda de un incauto transportista extranjero. Se le piden al vehículo los papeles y aún cuando estén totalmente en regla se le obliga a acudir a una ITV, alemana con técnicos alemanes según cánones alemanes, y se procede a inspeccionar todo el vehículo despreciando totalmente cualquier prueba de haber superado una ITV española que el transportista peligroso sea capaz de aportar, aquí peligroso puede aplicarse como sinónimo de extranjero. Hace pocas semanas un transportista explicaba como uno de sus vehículos había sido retenido varias jornadas en Alemania con este tipo de tretas. Al conductor le habían obligado a sustituir incluso varios neumáticos nuevos del vehículo y el camión había completado una factura de varios miles de euros en el taller. Abuso nos parece poco ante prácticas así. Si esto se generaliza hablar de libre circulación en la Unión Europea va a ser poco más que un ejercicio de cinismo. Alguna asociación de transportistas lleva ya años tratando de frenar estos abusos, se nos ocurre que un remedio sería circular por Alemania con un vehículo perfectamente alemán, sea MAN o Mercedes, enganchado a un semi fabricado en el mismo país compendio de la perfección técnica, equipado con neumáticos de la misma nacionalidad. Eso sí, manchando todo ese compendio de perfección técnica germana con una placa de matrícula insultantemente mediterránea, ya sabéis de un país como el nuestro de esos donde nadie trabaja, todos robamos y sólo pensamos en incumplir normas para fastidiar a nuestros socios de la Unión Europea… ¿Y si te paran? Pues denuncias a la marca del camión, a la del semi y a la de los neumáticos por ser incapaces de cumplir con una perfecta ITV alemana y, fin del problema, que se entiendan entre alemanes, que al menos hablan la misma lengua.