Fiat Ducato con metano

186

El Ducato más ecológico

Se inicia la comercialización del Nuevo Fiat Ducato 140 Natural Power, el primer motor E6 de la gama Ducato, que combina el metano con un motor turbo Euro 6. Comparándolo con su antecesor, la familia Ducato Natural Power se amplía con la introducción de las nuevas versiones Combi, pensadas para el transporte mixto de mercancías y pasajeros, además de las versiones para transporte de mercancías.

Con los años, el Fiat Ducato se ha consolidado en países como Rusia, América Latina, Oriente Medio y Australia. En la actualidad se comercializa en más de 80 países de todo el mundo, incluyendo Norteamérica, donde, bajo el nombre de «PROMASTER» se ha distribuido bajo la marca RAM. El nuevo Ducato de metano se añade a la gama Natural Power que ofrece Fiat Professional, que también incluye: el Panda Van, el Punto Van, el Fiorino y el Nuevo Doblò. Una gama de vehículos que está permitiendo a la marca consolidarse en el mercado. El Ducato 140 Natural Power instala un motor de 3 litros con 136 CV (100 kW) a 3500 rpm y un par máximo de 350 Nm a 1500 rpm. El vehículo alcanza una velocidad máxima de 159 km/h, en la configuración con techo normal, y ofrece un consumo de combustible (13,1 m3/100 km de metano en el ciclo NEDC) y unas emisiones de CO2 de 234 g/km. Es el primer motor Euro 6 de la nueva gama Ducato, que se lanzó en España a principios de marzo, con las versiones de carga. La ausencia de emisiones de partículas y las bajas emisiones contaminantes permiten que el nuevo Ducato Natural Power pueda acceder a las zonas con restricciones al tráfico por temas medioambientales.

El motor, fabricado por FPT Industrial, funciona con gas natural y cambia automáticamente a gasolina cuando el metano está a punto de agotarse: el depósito de gasolina de 15 litros ofrece una autonomía de 100 km en modo recovery. Las bombonas de gas se instalan debajo del piso, dejando toda la zona de carga libre. El sistema de combustible equipa 5 bombonas de gas con una capacidad total de 220 litros (36 kg) y ofrecen una autonomía de 400 kilómetros. Almacenado a 200 bar, el metano fluye al regulador/reductor de presión que alimenta los cuatro inyectores de baja presión. Estos se instalan en las culatas y son accionados mediante un panel de control electrónico específico. Si el gas natural se agota, el panel de control cambiará automáticamente a gasolina.