Friedrich Wenner Versmolder incorpora un camión eléctrico MAN

525

A partir de ahora, el camión eléctrico de 26 toneladas transportará productos de cartón acabados y semiacabados.

MAN eTGM

 

La empresa Friedrich Wenner Versmolder Vollpappen-Verarbeitungswerk GmbH ha decidido incorporar uno de los primeros MAN eTGM totalmente eléctricos a sus labores de transporte habituales, con la intención de generar la electricidad necesaria para este camión eléctrico a través de su propio sistema fotovoltaico.

Fue el pasado 6 de mayo cuando Stephan Potthoff-Wenner, director general de la empresa, recibió de manos del jefe de ventas Ferdinand Zeh y del asesor comercial Till Kortekamp, ambos de la oficina de ventas MAN en Bielefeld, las llaves de la nueva incorporación a la flota. “Con este camión eléctrico volvemos a cumplir una vez más con ese compromiso con el medio ambiente que mantenemos desde hace años. El MAN eTGM apoya a la perfección las exhaustivas medidas que hemos adoptado en los últimos años para reducir de manera sostenible las emisiones de CO2 de las empresa”, quiso señalar Potthoff-Wenner en referencia al enfoque sostenible e integral asumido por esta compañía especialista en el desarrollo y producción de embalajes de cartón compacto destinados a la industria alimentaria.

MAN eTGM

 

Este nuevo camión eléctrico, de 26 toneladas y una potencia de 264 kW (360 CV), es un eslabón más de ese enfoque que aspira a una cadena de transporte conectada. La empresa genera energía solar para el funcionamiento, lo que le convierte en un vehículo especialmente respetuoso con el medio ambiente.

El eTGM es un vehículo de reparto completamente eléctrico con una configuración de chasis de tres ejes 6×2-4, con eje no traccionado direccional y elevable para una MMA de 26 toneladas. El vehículo está equipado con un contenedor de carga seca para transportar las cajas de cartón protegidas de la humedad. El camión de reparto eléctrico está propulsado por un motor eléctrico que transmite un par máximo de 3100 Nm. Las unidades auxiliares como la dirección asistida, el compresor de aire y el sistema de climatización funcionan con electricidad y se controlan, en función de la demanda, a través del sistema de gestión de energía garantizando así un ahorro energético.