Goodyear presenta un chip inteligente para neumáticos

180

Goodyear, el fabricante americano de neumáticos, vuelve a sorprendernos con la incorporación de un  microchip para las ruedas de remolques que reduce el riesgo de sufrir robos, práctica que desgraciadamente son cada vez más comunes entre las flotas y que suponen un grave problema económico para las empresas.

Este nuevo neumático para remolques se denomina Goodyear Regional RHT II RFID (Radio Frequency Identity) 435/50R19,5 y lleva incorporado un microchip conectado con el programa de gestión de neumáticos por internet FleetOnlineSolutions.

Los neumáticos Goodyear incluyen ahora chip identificativo.

 

 

 

 

 

 

 

 

El microchip viene insertado directamente de fábrica y se programa con un código exclusivo que identifica individualmente al neumático. Este código permite que desde un lector manual se pueda visualizar el tipo y tamaño del neumático así como su número exclusivo de identificación. Con este registro electrónico, cualquier operador de flota detecta fácilmente sus neumáticos RFID, ahorrando tiempo y pudiendo controlar su stocks de neumáticos nuevos, usados y recauchutados.

Y es que a menudo, cualquier inspección de neumáticos puede derivar en un proceso bastante lento, ya que tienen que ser identificados por las marcas de su flanco, y muchas veces, a causa de la suciedad y las rozaduras que llevan, es una tarea complicada. Con el nuevo Goodyear RFID, pasando un simple escáner manual alrededor del flanco, se obtiene con exactitud la información registrada electrónicamente.

En casos de sustracción por robo, este microchip permite el seguimiento, localización y la identificación pertinente del neumático para que vuelva a sus propietarios legítimos. Tal y como declara Nieves Fuentes, directora de comunicación de Goodyear Dunlop Iberia, “en aquellos casos en que la policía recupera neumáticos robados, es imposible demostrar de donde procedían éstos ya que sus dígitos de identificación están normalmente borrados. Ahora, como el microchip está insertado en el neumático, no puede extraerse sin destruirlo. Esto significa que los ladrones no pueden disfrazar el origen de estos neumáticos y así se evita el robo de cualquiera que exhiba los logos de RFID en su flanco”.

En la actualidad, los neumáticos con RFID se fabrican en Luxemburgo, aunque la planta de Goodyear en Wittlich, Alemania, fabricará próximamente estos neumáticos. Asimismo, se están realizando pruebas para que en breve el microchip posibilite además el control sobre la temperatura y la presión del neumático en tiempo real.