Pep Vila en el Dakar 2015 con su Iveco Trakker

50

De Barajas a Buenos Aires

 

Vila y Colomé participan en el Dakar 2015 al volante de un Iveco Trakker producido en Barajas, Madrid.

El Iveco Trakker de Pep Vila cuenta con 900 CV de potencia para afrontar el Dakar 2015.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir del 4 de enero vuelve la aventura dakariana, en esta ocasión con salida y llegada en la capital argentina de Buenos Aires, que también llevará a sus cientos de participantes a través de territorios de Chile y Bolivia. Pep Vila y su navegante Marc Colomé antes de partir hacia América han pasado por Barajas, para conocer mejor el lugar donde se fabrican los camiones Iveco Trakker con los cuales compiten en la aventura automovilística más dura del mundo.

 

¡A todo gas! Así se conduce un Iveco Trakker del team Iveco Petronas Derooy del Dakar.

 

No hay que ser un gran experto en la materia para darse cuenta que si estamos hablando de un camión de carreras listo para tomar parte en el Dakar 2015 se debe tratar de un vehículo fiable y dotado de unas cualidades excepcionales. Pep Vila es una de las bazas más sólidas del team Iveco Derooy Petronas, que actúa desde hace 5 ediciones como apoyo y asistencia rápida de sus jefes de filas Stacey y Gerard Derooy. El conocido y mediático transportista holandés fue segundo en la edición del pasado año, Dakar 2014, gracias entre otros a la ayuda del catalán de Manresa Pep Vila, que contaba por primer año con Colomé como copiloto, quienes pese a cumplir con sus labores de asistencia lograron terminar en una meritoria 10ª posición final de la clasificación de camiones del Dakar 2014.

Iveco Trakker Evolution III

Aunque los jefes de fila compiten al volante de sendos Iveco Powerstar 4X4 dotados de una espectacular cabina de morro, tipo torpedo denominan en Holanda, el camión de nuestro compatriota Pep Vila es un vehículo mucho cercano a los modelos de serie Trakker, los camiones de la gama pesada Iveco destinados a trabajos extraviales como los propios de la industria forestal y la construcción que se fabrican para todos los mercados en la planta del Grupo CNH Industrial de Barajas, Madrid.

 

Colomé y Vila conocieron todos los detalles de la fabricación del Iveco Trakker antes de partir hacia Buenos Aires.

 

 

El Iveco Traker cuenta con la base mecánica del motor Cursor 13 FPT que aquí alcanza hasta 900 CV.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta factoría, fundada en 1946 para construir los míticos camiones Pegaso de la desaparecida ENASA, es actualmente la tercera más eficiente de entre las 62 con que cuenta el grupo. En ella Iveco fabrica sus camiones de más de 18 toneladas y ello supone la fabricación de cerca de 22.000 camiones al año. Su pricipal producto es la serie Stralis, aunque un 24 por ciento del total de los camiones fabricados en Barajas pertenecen a la serie Trakker offroad.

Junto a ellos también se construyen modelos espciales, tanto de uso urbano con motores de bajas emisiones GLP como modelos de uso militar o para equipos de asistencia en emergencias. Vemos así como los 1.200 empleados de Cnh Internacional de la planta madrileña tienen poco tiempo para permanecer ociosos.

Cursor 13 de 900 CV

La base de una carrera suele ser correr y para ello Pep Vila no debe más que pisar el acelerador y dejar trabajar al motor Fiat Power Train FPT Cursor 13 que ha sido especialmente modificado para ofrecer unas prestaciones impresionantes. Su potencia máxima alcanza los 900 CV a 2.200 rpm, aunque la cifra más espectacular nos parece su par motor máximo que crece hasta los 3.500 Nm a sólo 1.200 rpm.

 

Deseamos lo mejor a los miembros del team Iveco-Petronas-Derooy en el Dakar 2015.

 

Lo más sorprendente de este motor 13 litros de seis cilindros en línea no es este elevadísimo nivel de prestaciones sinó que a lo largo de las 5 participaciones del equipo en la aventura dakariana apenas han sufrido averías mecánicas de importancia, pese al duro castigo mecánico que una de estas pruebas por caminos y pistas infernales ofrece tanto a las máquinas como a los participantes. El Iveco Trakker Evo III de Pep Vila tiene 7 metros de longitud, tracción 4X4 y se ha cuidado que el peso se reparta por igual entre los ejes. En vacío pesa 8.900 kilogramos y en competición, cargado con los recambios para sus jefes de fila y combustible alcanza los 9.700 kilogramos.

La cabina corta del Iveco Trakker ha sido convenientemente modificada tanto para adaptar su seguridad a los niveles necesarios en una carrera tan exigente como el Dakar, como para albergar durante toda la carrera a sus tres miembros de la tripulación: piloto, navegante y mecánico.