Prueba Mercedes Benz Clase X 350d 4MATIC pick up

92

Realizamos durante una semana una extensa ruta, de casi 3.000 kilómetros, al volante de la pick up tope de gama de la Clase X de Mercedes Benz Vans, un vehículo que por prestaciones y representatividad nos cuesta considerarlo como un simple vehículo comercial ligero con tracción 4X4. Sin olvidar el confort y la imagen que aporta, lo cierto es que no deja de ser un camión ligero con una tonelada de carga útil y 3.500 kilogramos de capacidad de remolque. Esa es la carta de presentación de un vehículo simplemente espectacular. Prueba Mercedes Benz Clase X 350d 4MATIC pick up .

LA PRUEBA EN RESUMEN

– Motor V6 diésel con 258 CV que junto al cambio de velocidades 7G Tronic aporta un excelente nivel de prestaciones y capacidades ruteras,

– Gran nivel de capacidad de carga, mil kilogramos en la plataforma trasera, más capacidad para remolque de hasta 3.500 kilogramos.

– Pese a equipar neumáticas de carretera y un acabado con estriberas y terminación lujosa el Clase X conserva aptitudes todoterreno muy interesantes.

 

FICHA TÉCNICA MERCEDES-BENZ CLASE X 350d 4MATIC:

Motor: 3 litros, 2987 cm3, V6 turbodiésel Euro 6, con 258 CV a 3.400 rpm y un par máximo de 550 Nm desde 1.400 rpm. hasta  3.200 Nm.

Transmisión: Caja de cambios automática de 7 relaciones más reductora 7Gtronic Plus con sistema de tracción a las cuatro ruedas 4MATIC. Modos de conducción Confort, ECO, Sport, Manual y Offroad.

Chasis y capacidades: Doble cabina, para cinco plazas, con caja abierta de carga para 1.000 kgs de capacidad.
Longitud total de 5,277 metros, un alto de 1,839 metros y un ancho de 1,92 metros.
Peso con Carga máxima de 3.250 kilogramos, peso remolcable sin freno de 750 kilogramos y peso remolcable con freno de 3.500 kilogramos.

 

Una tonelada de carga útil más 3.500 kilogramos de capacidad de remolque.

 

Consumo durante la prueba: Realizada a lo largo de una semana con ruta interurbana en el 80 por ciento, más resto en ciudad y por caminos de monte. Consumo medio total: 10,2 Lts de gasóleo/100kms.

 

Comentario del probador por Joan Garriga

Para quien os escribe estas líneas, como periodista especializado en el análisis de vehículos industriales y comerciales de todo tipo, no resulta demasiado habitual ponerse al volante de unidades como este magnífico Clase X 350d de Mercedes Benz Vans que además de como un vehiculo comercial ligero con capacidad todoterreno puede definirse también como un vehículo de representación, como de hecho delata la posibilidad de a través del menú del ordenador central de la pick up elegir los modos de conducción Sport y Confort, que no solemos encontrar entre las opciones de los vehículos con una vocación claramente enfocada hacia el transporte. Digamos que junto a las prestaciones propias de un todoterreno industrial aquí se le unen las de un turismo todoterreno de alta gama.

 

Puesto de conducción del Mercedes Benz Clase X 350d 4MATIC.

 

Vocación todoterreno

Al Clase X lo podemos definir como un auténtico todoterreno y no sólo por su capacidad de abandonar el asfalto y seguir circulando sin prácticamente límites, sinó  por esas cualidades que permitirán a su feliz propietario utilizarlo tanto para acudir a una cita de negocios, recoger unos neumáticos para una tractora o utilizarlo durante el fin de semana para excursiones todo terreno que nos podrán llevar a lugares ciertamente recónditos.

Si valoramos esa versatilidad de funciones, junto a la calidad en los acabados, equipamientos y prestaciones que nos ofrece la versión top de la gama Clase X de Mercedes, vemos como los algo más de 56.000 euros de precio base de esta unidad tope de gama no resultan tan honerosos.

 

La caja de cambios automática 7G Tronic Plus nos facilita la conducción en cualquier tipo de terreno.

Experiencia en offroad

Aunque desde el Grupo Daimler los vehículos todoterreno no ocupan su foco central, lo cierto es que este tipo de vehículos no resultan ni mucho menos ajenos a la gama coronada por la estrella de las tres puntas. Ello en el caso de los todoterrenos puros nos lleva un vehículo tan emblemático como es el Clase G, del cual existen también variantes enfocadas hacia el uso profesional, junto a gamas de camiones específicamente pensados para el uso todoterreno como es el caso de los míticos Unimog o los camiones de la serie Zetros, más pesados que los Unimog y enfocados hacia usos como el de equipos de bomberos forestales, minería o para misiones militares.

Pese a que ya vemos que a los ingenieros de Mercedes Benz no les falta experiencia en el segmento de los todoterrenos puros, lo cierto es que para esta incursión en el mercado de las pick up el Grupo Daimler eligió confiar en su alianza con Renault Nissan.

 

 

La pantalla digital central combina a través del mando de la consola central funciones como el ordenador central, navegador e incluso la visión de las cámaras de contorno.

 

Así pues el Clase X que aquí probamos guarda bastante en común con la pick up Nissan Navara, aunque en este caso mucho menos que en el resto de la gama Clase X. Esto es así porque los modelos con menores potencias equipan el bloque motor de 2.3 litros y cuatro cilindros, al Clase X 350d le anima el mismo bloque motor V6 de tres litros ya conocido por ejemplo de los Clase V y de otras gamas de turismos de la marca alemana como la anterior Serie R. Así a los Clase X también les podemos dar una mención en lo tocante a ser todoterreno, pero en este caso a caballo de marcas a priori tan poco similares como son Mercedes Benz y Nissan, pero que han colaborado para la fabricación de este vehículo.

Colaboración industrial con Nissan

Decimos que han colaborado, así en pasado, porque si bien el Clase X sigue en producción, parece ser que la agitada política de alto nivel entre directivos de marcas mundiales no asegura que para la siguiente generación del Clase X, en caso que exista, no se mantenga la colaboración actual entre Mercedes Benz y Nissan.

 

Con 258 CV y 550 Nm de par motor este pick up clase X de 3.250 kgs ofrece muy buenas prestaciones.

 

Pese a lo dicho sobre la colaboración industrial entre las diversas marcas implicadas en la actual generación de los Clase X, lo cierto es que este es un vehículo que no defrauda y encima nos permite compatibilizar el uso de un solo vehículos en ambientes que muy pocos modelos de la competencia pueden ofrecer los mismo. Creemos que tanto las generosas cotas internas del habitáculo, iguales a las del Nissan Navara, como el poderío que aquí aporta el bloque motor V6 diésel con sus 258 CV, que sólo encontraremos en la versión alto de gama de la serie Clase X, hacen que además de lo que se espera al adquirir un pick up todoterreno en este caso también se esté adquiriendo un magnífico devorakilómetros que además da una gran imagen como vehículo de representación.

Clase X vehículo de representación todoterreno

Algo, que no está al alcance de todas las pick up todoterreno que encontramos en el mercado. Si comparamos este Clase X frente a grandes referencias del sector pick up todoterreno, vemos que la Navara de Nissan no juega en este nivel de prestaciones al quedar limitada a los propulsores de 4 cilindros. Otro gran nombre del segmento, la Hilux de Toyota, pues simplemente no va más allá de los 150 CV pese a que también se ofrece con acabados de imagen ciertamente atractiva y buen nivel de confort, pero en este aspecto las cotas más justas de su habitáculo muy nipón juegan en contra de convertir a la Hilux en una gran devorakilómetros. Vemos así como Mercedes Benz nos ofrece en este caso con su Clase X 350d un equilibrio bien especial. Casi exclusivo, a medio caballo entre el vehículo comercial, todoterreno y de representación. Desde luego un cóctel interesante y basado en la tecnología más puntera del Grupo Daimler.

 

Prueba Mercedes Benz Clase X 350d 4MATIC pick up