Renault Midlum 270.12 cambio automático Allison

1953

Máxima capacidad de arranque

 

Nos ponemos al volante del Renault Midlum 270 con caja Allison.

El cambio automático Allison transforma las capacidades del camión.

 

 

 

 

 

 

 

Nos ponemos al volante de un camión ligero que parece estar revolucionando el sector de la mensajería en nuestro país vecino del Norte. Esto es así gracias a las pruebas que diversas empresas galas han realizado con camiones como este Renault Midlum de 12 toneladas, equipado con el motor de 270CV y un convertidor de par Allison que aporta grandes ganancias dinámicas en el uso diario propio de un camión en la distribución.

 

Para moverse ágilmente en el tráfico y las continuas paradas este Midlum potente y con caja Allison resulta idóneo.

 

 

 

 

 

 

 

Nos ponemos al volante de un camión sobradamente conocido, del cual ya hemos probado diversas versiones y que, de hecho, pronto llegará al final de su vida, cuando se inicie la comercialización de los Serie D Euro 6 de Renault Trucks, aunque contarán con una cabina similar a este y mecánicas evolucionadas. Sin embargo el interés de esta toma de contacto radica en observar como transforma la presencia del convertidor de par Allison, la caja automática de funcionamiento hidráulico, las prestaciones de un camión como este.

 

Este Renault Midlum de doce toneladas cuenta con elevador hidráulico y un furgón para 18 pallets de capacidad.

 

 

 

 

 

 

 

Agilidad máxima

Con 12 toneladas de peso total, lo que con esta carrocería furgón dotada de montacargas en su zona trasera y con capacidad para 18 pallets, nos deja libre una carga útil de 4,5 toneladas. Estamos ante un camión que podría rendir perfectamente en usos como las mudanzas o los servicios de paquetería, donde se cargan mercancías relativamente voluminosas. Con poco más de 9 metros de longitud total, de los cuales 7,45 metros corresponden a la carrocería, estamos en ese límite que permite a un camión moverse por el tráfico urbano sin excesivas limitaciones.

 

Puesto de conducción del Renault Midlum.

 

 

Información clara, en la pantalla derecha además se nos señala el límite programado en el cruise control.

El acceso a la cabina es simple y sin problemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al volante de este Renault Midlum nos llama poderosamente la agilidad con que podemos movernos, dado que disponemos del motor Dxi 7 y sus contundentes 270 CV a 2.300 rpm. Eso ya de por sí transforma al pequeño Midlum de reparto en un camioncito capaz de poner en apuros en puestos de montaña a fortachones de 600 CV y más que se lanzan a adelantar nada más ver en el horizonte un inofensivo furgón ligero. Sin embargo, en este caso el Midlum no tiene nada de inofensivo, pues se trata de un vehículo pensado para moverse ágilmente en situaciones de tráfico urbano denso, con continuas paradas y arrancadas, debido a lo cual se ha optimizado su transmisión para estas situaciones incorporando la citada caja de cambios automática Allison de seis relaciones y con retarder incorporado, modelo Allison 3200V.

Capacidad de arranque

 

La caja automática Allison 3200 V incluye retarder.

 

 

 

 

 

 

 

Para explicar claramente una de las principales cualidades de sus cajas de cambio automáticas en Allison se han inventado un “palabro” en inglés denominado startability, que podría ser traducido como habilidad de arranque, arrancabilidad o simplemente capacidad de arranque. Y es que un convertidor hidráulico de par, como esta caja automática Allison, destaca por ser capaz de transmitir a las ruedas más par motor y con menos interrupciones en fases delicadas como son los cambios de una velocidad a otra y las arrancadas, sobre todo en cuesta y con carga.

 

La carga útil de este furgón Renault Midlum queda cerca de 4,5 toneladas de peso.

La baja altura de los escalones facilita el acceso a la cabina.

La carrocería incluye un elevador hidráulico Dhollandia.

 

 

 

 

 

 

 

Haciendo la prueba con dos camiones idénticos, dotados de un motor de 440 CV, en un caso la caja de cambios es manual de 10 velocidades, mientras que en el otro el mismo motor trabaja conectado a un convertirdor de par Allison. El resultado es que en el primer caso llegan a las ruedas del eje tractor 93,48 Nm para hacerlas girar, mientras que el camión con caja de cambios automática logra hacer llegar a las ruedas 131,61 Nm.

 

Con poco más de 9 metros de longitud este Renault Midlum estaría en el límite para ser un camión urbano maniobrable.

 

 

 

 

 

 

 

Esa ventaja, cuando abandonamos las cifras y volvemos a sentarnos frente al volante se traduce en la agilidad con que podemos incorporarnos al tráfico, este camión acelera como pocos que hayamos conducido con anterioridad, y sobre todo, al no perder energía en esos cambios de velocidad mientras más paradas y arrancadas se realicen en nuestra ruta diaria mayor será el ahorro de combustible logrado frente a un modelo de caja manual e incluso frente a uno de caja automatizada, es decir una caja manual pero donde el embrague lo maneja la electrónica de su sistema de gestión.

Seguridad total

 

El Acabado Alliance de la cabina Midlum ofrece buena capacidad de cofres para guardar los objetos.

Excelente visibilidad desde el puesto de conducción del Midlum.

La puerta Vision con mayor superficie acristalada facilita las maniobras e incorporaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Circulando por ruta montañosa, en nuestro caso recurrimos al popular Alto de los Leones de la vieja N-VI que marca los límites entre las comunidades de Madrid y Castilla y León, si fijamos el cruise control propio del Renault Midlum trabajarán de modo coordinado para mantener la velocidad programada tanto la caja de cambios automática como los ralentizadores, disponemos de freno motor y el ralentizador propio de la caja de cambios. Dicho ralentizador ofrece una potencia máxima de frenado de 295 kw, que se suman a los 130 kw de capacidad de frenado del propio frenor motor del DXi7 que equipa este Renault Midlum. Esto nos aporta una seguridad del máximo nivel en los descensos. Si lo requerimos, a través del mando selector, podemos cambiar las marchas a nuestra voluntad. Esto nos puede servir en zonas difíciles para fijar una velocidad corta o bien por ejemplo cuando maniobramos, pues podemos cambiar prácticamente instantáneamente de primera a marcha atrás en acercamientos a muelles o aparcamientos delicados.

 

La estructura básica de esta cabina se mantendrá en algunos modelos de la futura Serie D Euro 6 de Renault Trucks.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si aprendemos a circular combinando en los tramos tranquilos a velocidad fija el cruise control y en los de continuas paradas y arrancadas dejando la caja en posición D, podemos lograr un equilibrio más que interesante entre agilidad y prestaciones manteniendo unos consumos ajustados de gasóleo. DE hecho, en función del coste final de la adquisición de la caja Allison que puede variar en función del acuerdo entre el suministrador y las marcas fabricantes de vehículos industriales, la transmisión automática no sólo aporta más agilidad y seguridad a la conducción de este camión Renault Midlum sinó que además beneficia su rendimiento económico.

 

Cuanto más complicada sean ruta y recorrido que tengamos más partido sacaremos a este Midlum con caja automática Allison.

 

 

 

 

 

 

 

Ficha Técnica Renault Midlum 270.12 con transmisión Allison:

Motor: DXi7 Euro 5, de seis cilindros en línea  y 7,2 litros de cilindrada, inyección common rail a 1.700 bars, 4 válvulas por cilindro, turbocompresos y sistema SCR con mezcla de Adblue. Potencia máxima de 270 CV a 2.300 rpm, par motor máximo 1.010 Nm desde las 1.200 rpm hasta las 1.800 rpm.

Transmisión: Transmite a las ruedas del eje trasero a través de un convertidor de par con ralentizador integrado marca Allison de seis marchas, de gestión automática, con modo eco y dinámico.

Cabina: Corta para dos ocupantes, 1,6 m de longitud. Acabado Alliance y puerta derecha con mayor superficie acristalada Vision.

Chasis, capacidades y dimensiones: Chasis 4×2 de 11,99 toneladas de MMA en versión ligera de bajo peso Midlum Light. Distancia entre ejes 5 metros. Peso en vacío con furgón y montacargas 7.400 kilogramos, carga útil 4.530 kilogramos.

 

Carrocería: Furgón para 18 euro pallets de capacidad con elevador hidráulico Dhollandia de 1.500 kgs de capacidad. Longitud de la carrocería 7,45 metros, altura libre interior caja 2,4 metros, anchura interior caja 2,48 metros.