Daimler presenta su Mercedes-Benz Urban eTruck

261

La movilidad eléctrica es el futuro de Daimler de Mercedes-Benz

Con motor eléctrico y un nuevo concepto modular para sus baterías este Mercedes-Benz Urban eTruck está ideado para el trabajo de reparto pesado dentro de las ciudades respetando el medio ambiente.

 

 

 

El transporte en general se encuentra ante un desafío sin igual. Las personas empiezan a tomar conciencia de la contaminación ambiental y acústica por lo que reclaman, cada vez más, soluciones más innovadoras a los fabricantes. Luego están los Estados, que siguen con la dinámica que exige su pueblo marcando nuevas normativas de emisiones y consumo. Por ese mismo motivo las firmas no pueden conformarse con mantenerse dentro de la ley y empiezan a idear modos de adelantarse a exigencias futuras.

Con ese objetivo Daimler inauguró el Daimler eTrucks Campus 2016, un evento donde presentó su estrategia de electrificación de la gama de vehículos pesados de Mercedes. Para la firma germana la conformación del transporte futuro pasa, sin duda, por esa modalidad y por ello aprovechó para lanzar el Mercedes-Benz Urban eTruck, un camión plenamente eléctrico. Tal y como declaró la marca durante la jornada, los grandes avances en la tecnología de baterías reducirán los costes en un 60% para 2025.

 

 

 

Prueba de su confianza fue el estreno mundial del Mercedes-Benz Urban eTruck que se basa en un eje de distribución de radio corto pero totalmente renovado. El tren de transmisión se sustituye por un eje trasero accionado eléctricamente por propulsores de hasta 2 x 125 kW y un par máximo de 2 x 500 Nm. Estos datos se resumen en una autonomía de 200 km, suficiente para un día de trabajo en la ciudad, y todo eso con una capacidad de carga de 26 toneladas. Su Sistema Combinado de carga asegura una carga del 100% en dos o tres horas con las baterías totalmente descargadas.

 

 

 

En cuanto a vehículos ligeros el sistema de accionamiento ya se incorpora en camión eléctrico de reparto, Fuso Canter E-cell. Este proyecto piloto llevado a cabo en Portugal ha conseguido un ahorro en los costes de operación del 64% y una reducción del 37% de las emisiones de CO2 en comparación con un diésel. Su autonomía se reduce a los 100 kilómetros dependiendo del conductor y se puede cargar al 80% en tan sólo una hora. Tal y como ha declarado la firma habrá más novedades respecto a toda la gama eléctrica en el próximo IAA de Hannover.