Prueba Scania P25 camión eléctrico urbano de distribución

474

Nos pusimos al volante de un camión Scania P25 eléctrico BEV. Es decir un camión para la distribución urbana de la Serie P, cabina compacta, alimentado por baterías. Por tanto no emite emisiones allá por donde circula. Prueba Scania P25 camión eléctrico urbano de distribución

Con el Scania P25 llega la oferta de camiones eléctricos para la distribución urbana de tonelajes medios en la oferta del fabricante sueco.
Con el Scania P25 llega la oferta de camiones eléctricos para la distribución urbana de tonelajes medios en la oferta del fabricante sueco.

Nos pusimos al volante de este camión eléctrico Scania P25, vehículo cero emisiones tipo BEV. Dichas siglas identifican en inglés a los Vehículos Eléctricos de Baterías. Esta tecnología permite ya interesantes autonomías a un camión como este rígido 4X2 para el reparto urbano. A cambio de entrar en la tecnología ligada a la electromovilidad, disponemos de un vehículo industrial de 16 toneladas de MMA en este caso, que podrá lucir la etiqueta cero emisiones de la DGT en su parabrisas. El requisito imprescindible para poder trabajar en el centro de las grandes ciudades españolas y europeas.

Trabajar de reparto en el centro de una gran ciudad con un camión eléctrico como el Scania P25 contribuye a mejorar la calidad del aire.
Trabajar de reparto en el centro de una gran ciudad con un camión eléctrico como el Scania P25 contribuye a mejorar la calidad del aire.

Prueba Scania P25 BEV en resumen

  • Con 16,4 toneladas de peso durante nuestra prueba en recorrido urbano-interurbano el Scania P25 BEV alcanza los 260 kms de autonomía.
  • Este camión, al ser de batalla larga, puede equipar el número máximo de 9 baterías con una capacidad máxima de 300 Kwh.
  • La potencia nominal es de 310 CV con un par motor de 1.300 NM. En breves períodos, pulsando a fondo el acelerador, es capaz de ofrecer 395 CV y 2.200 Nm de potencia y par motor máximos respectivamente.
  • El motor forma un conjunto integrado a la caja de cambios y puede equipar una toma de fuerza de 60 kw.

 

Ficha Técnica Scania P25 4X2 rígido BEV (Vehículo Eléctrico a Baterías):

Este Scania P25 dispone de una distancia entre ejes de 5,35 m. Al ser de batalla larga puede incorporar hasta 9 baterías con una capacidad máxima conjunta de 300 Kwh.
Este Scania P25 dispone de una distancia entre ejes de 5,35 m. Al ser de batalla larga puede incorporar hasta 9 baterías con una capacidad máxima conjunta de 300 Kwh.

Prueba Scania P25 camión eléctrico urbano de distribución

Motor: síncrono eléctrico con 230 Kw( 310 CV ) de potencia máxima y 1.300 Nm de par motor máximo. Puntualmente alcanza los 295 Kw (395 CV) y 2.200 Nm en pico de potencia.
Transmisión: A las ruedas traseras 4X2, con una caja de cambios de dos velocidades Scania  GE 21S21 montada junto al motor. Relación del puente trasero 4.88
Baterías: 9 baterías de ion-litio capacidad total de 300 kwh
Autonomía máxima sin recargas intermedia: 260 kms
Sistema de regeneración al freno
Normativa de emisiones: No aplicable, no causa emisiones mesurables por la norma EURO.
Cabina: Diurna de dos plazas, serie P.
Pesos:  durante la prueba 16.360 kgs. más dos ocupantes.
Tiempo carga baterías: Con enchufe CCS tipo 2 y cargador hasta 130 Kw y 200 A la versión de 9 baterías emplea 100 minutos en cargarse al máximo . (Existe un modelo de batalla corta que sólo admite 5 baterías con que se carga al máximo en 165 Kwh en 55 minutos y ofrece 130 kms de autonomía.)

Según refleja el cuadro de instrumentos del Scania P25 eléctrico BEV el consumo durante la prueba urbana fue de 65,8 Kwh. Tras recorrer algo más de 71 kms restaba autonomía para otros 179 kms.
Según refleja el cuadro de instrumentos del Scania P25 eléctrico BEV el consumo durante la prueba urbana fue de 65,8 Kwh. Tras recorrer algo más de 71 kms restaba autonomía para otros 179 kms.

Consumo y tipo de recorrido durante la prueba: Partiendo de Torrejón de Ardoz tomamos la A2 y M30 hasta el centro de Madrid, recorriendo la Castellana en toda su longitud. Totalizamos 71,3 kms a una media de 28 km/h. Consumo 65,8 Kwh y por tanto restó energía al final de la prueba para realizar otros 179 kms.

Opinión Scania P25 eléctrico por Joan Garriga

Pese a los actuales precios de la electricidad en poco tiempo los camiones eléctricos como el Scania P25 serán comunes en la distribución urbana de mercancías.
Pese a los actuales precios de la electricidad en poco tiempo los camiones eléctricos como el Scania P25 serán comunes en la distribución urbana de mercancías.

Recientemente han sido varios los camiones eléctricos que hemos podido probar de diferentes fabricantes. No hay más que repasar los titulares de nuestra sección Eléctricos y ECO haciendo click en este enlace para darse cuenta que la electromovilidad llega. Y lo hará pisando fuerte, en segmentos como la distribución urbana, reparto y servicios municipales. Precísamente donde la preocupación por mejorar la calidad del aire en las ciudades más influye.

Estos vehículos sin emisiones locales contribuirán a mejorar sensiblemente la vida en los núcleos urbanos donde trabajen. A este impacto social positivo, se le suman otros de cara a sus conductores y empresas operadoras.  Al volante de un camión eléctrico vemos como debemos adaptar el estilo de conducción al modo de recarga regenerativa de energía eléctrica. Eso termina por relajar el estilo de conducción. Además el nivel sonoro que percibimos dentro de la cabina es mínimo. Más en un camión como el Scania Serie P muy bien aislado.

Galería de imágenes Prueba Scania P25 camión eléctrico urbano de distribución

Todo ello sin que por ello suframos de menos prestaciones al  volante. Basta dar un acelerón a fondo para comprobar el poderío de un motor eléctrico, que entrega su par casi instantáneamente. Por decirlo claro, la entrega de un pico de potencia de 395 CV y 2.200 Nm en un camión semi pesado de 16 toneladas puede resultar brutal. Se acabaron los problemas para incorporarnos a una entrada de la autovía donde el carril de aceleración resulte demasiado corto.

Autonomía y puntos de recarga fundamentales

De cara al operador de transportes la planificación de rutas de acuerdo a la autonomía y puntos de recarga eléctricos disponible resulta fundamental. Con la electromovilidad, mientras no exista una amplía red de cargadores, la planificación es vital.  Será éste, junto a la mayor inversión inicial respecto de un camión diésel convencional, el factor que haga decidirse más pronto o más tarde por dar el paso hacia la electromovilidad sin emisiones locales.

Pese a los carísimos precios actuales de la energía eléctrica un camión que la utilice como combustible resulta menos costoso, en este apartado, que sus rivales de gas natural o diésel. Las Zonas de Bajas emisiones en nuestras ciudades obligarán a los profesionales de la distribución, transporte urbano y servicios municipales a dar el paso hacia los vehículos industriales eléctricos. A cambio de una mayor inversión en vehículos y cargadores eléctricos rápidos, estos camiones son más duraderos que los diésel. No en vano la mecánica eléctrica es más simple. el desgaste de los frenos es mucho menor, pues el propio motor eléctrico también actúa como retardador y regenerador de las baterías. También es fácil imaginar un futuro en el que renovando baterías se alargue la vida útil de los camiones. Para ese futuro Scania ya ofrece ahora un camión totalmente práctico. Eso sí, como podéis comprobar en el web favorito de los encamionaut@s no le van a faltar rivales. Y es que desde que probábamos el primer camión pesado eléctrico en 2019 no han dejado de llegar novedades al mercado.

Ya disponible últimas pruebas en el canal oficial de Encamión en YouTube.

Si te ha gustado este artículo puedes recibir gratis nuestras novedades a través de este enlace… ¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

Prueba Scania P25 camión eléctrico urbano de distribución